Page 20

EH-75-3-JUN-JUL

AVANCES CLÍNICOS EL HOSPITAL ANESTESIOLOGÍA A nivel mundial está ampliamente difundida esta modalidad de POCUS, en anestesia y cuidados intensivos diferentes socie-dades han definido los parámetros para lograr un entrenamiento formal, con las características propias de cada especialidad pero con objetivos comunes. Las universidades han adoptado en sus contenidos curriculares estas materias, no solo para posgrados, pues algunas de estas consideran que el ultrasonido para el mé-dico general es superior al fonendoscopio para el diagnóstico de ciertas patologías; este concepto es bastante válido, sin embargo, insistimos en que para el paciente o escenario critico, además de ser superior al fonendoscopio, es un excelente monitor hemodi-námico. ACCESOS VASCULARES CON ULTRASONIDO El procedimiento de colocación de catéter central clásicamente se ha colocado con reparos anatómicos y está asociado a un por-centaje de complicaciones descritas por diferentes autores, en las que las mecánicas como hematomas y neumotórax podrían tener mayor impacto en morbimortalidad. La introducción del ultrasonido en este procedimiento fue lide-rada por los radiólogos, quienes en algunos casos mediante eco-grafía dejaban marcación del área recomendada para la punción, sin embargo, se ha demostrado la superioridad de realizar la pun-ción guiada en tiempo real con el ecógrafo. Esta modificación de la técnica se ha vuelto estándar de calidad en la atención en salud en modelos como el británico, donde se pretende garantizar el 100 % de los accesos centrales guiados por ultrasonido. ANESTESIA REGIONAL Estas técnicas definitivamente han revolucionado la práctica de la anestesia regional. La evolución desde el bloqueo de plexo o de nervio por neuropraxia y luego el estimulador de nervio periférico, han sido superados por la introducción del ultrasonido desde todo punto de vista. Los riesgos de lesión traumática de las raíces nerviosas, pun-ciones vasculares y la administración intravascular de anestésico local con su respectiva morbimortalidad, han disminuido de forma significativa con esta nueva herramienta en los quirófanos, impac-tando de forma favorable la calidad de la atención y seguridad del paciente. También se ha demostrado una significativa mejora en la efectividad en los bloqueos y la disminución de los tiempos de estos mismos. Todos estos son aspectos que complementan la justifica-ción de la adquisición del equipo de ultrasonido en salas de cirugía para cualquier administrador en salud. Esta nueva estrategia anestésica ha forzado al anestesiólogo a perfeccionar sus conocimientos en anatomía, llevando a muchos de nuestros referentes locales a ser expertos con gran reconoci-miento internacional, gracias al interés, disciplina y curiosidad académica que se pueden considerar elementos fundamentales para alcanzar la excelencia. Se debe resaltar el desarrollo que se ha generado en las diferentes clínicas de dolor al aumentar también el número de procedimien-tos intervencionistas basados en ultrasonido, para el manejo de dolor agudo y crónico, con menores riesgos al compararlos con la fluoroscopia, que seguirá siendo el estándar de referencia en mu-chos de estos procedimientos paliativos o curativos contra el dolor. Los administradores en salud deben comprender que el equipo de ultrasonido en las salas de cirugía o UCI puede no generar un retorno económico tangible, pero el gran impacto en seguridad del paciente será un beneficio real para el mis-mo, el especialista y la institución “ “ Figura 1. Ventanas básicas de evaluación transtorácica enfocada: 1. Ventana subcostal; 2. Ventana para esternal; 3. Vista apical. Foto / Cortesía del autor 20 EL HOSPITAL I JUNIO / JULIO 2019 www.elhospital.com


EH-75-3-JUN-JUL
To see the actual publication please follow the link above