Page 19

EH-75-1-FEB-MAR

Foto / Cortesía del autor En la actualidad la mayoría de los casos de colonoscopia por tomografía (CTC) se realizan sin i.v. contraste a una dosis de radiación reducida. 17 EL HOSPITAL I FEBRERO / MARZO 2019 EL HOSPITAL IMÁGENES DIAGNÓSTICAS EN ONCOLOGÍA AVANCES CLÍNICOS www.elhospital.com el 50 % puede ser falso positivo, lo que lleva a derivaciones innecesarias para una colonoscopia posterior. Quizás lo más importante es que las pruebas indirectas favorecen la detección del cáncer en lugar de los adenomas y, por lo tanto, ofrecen menos oportunidades de influir en la incidencia del cáncer. Las pruebas directas, como la sigmoidoscopía flexible, la colonoscopia y la colonoscopia virtual o colonoscopia por tomografía (CTC), visualizan directamente la lesión objetivo, ya sean cánceres o adenomas. Tales pruebas pueden tener un impacto tanto en la mortalidad como en la incidencia del cáncer, por lo que deben repetirse solo una vez cada 5-10 años. En comparación con las pruebas indirectas, las directas son más invasivas y más costosas. Es importante señalar que cualquier programa de detección debe identificar y redirigir a aquellos con síntomas significativos o aquellos con factores de riesgo incrementados hacia investigaciones más apropiadas. La CTC ha evolucionado rápidamente desde su descripción inicial en 1994. Poco a poco ha pasado de ser una herramienta de investigación que se limitaba a hospitales académicos a una prueba clínica que ahora está ampliamente disponible en muchos hospitales comunitarios. Ahora que se ha aceptado como una alternativa viable a la colonoscopia óptica y una herramienta creíble para el cribado del cáncer de colon, muchos radiólogos están estableciendo la CTC en sus departamentos. Los médicos solicitan la prueba con mayor frecuencia y los pacientes la exigen cada vez más. LOGROS EN TOMOGRAFÍA Hemos avanzado significativamente desde los días de los escáneres de detector único con 4, 8, 16, 64 y 128 escáneres de fila multidetector ahora disponibles. Se ha demostrado que el volumen total de imágenes en una sola respiración, como resultado del escaneo de fila multidetector, mejora la precisión de la detección de pólipos al disminuir el artefacto de movimiento. Además, debido a importantes mejoras de software, las reformas posteriores al procesamiento se reconstruyen en cualquier plano en cuestión de segundos y los continuos avances en el desarrollo de software 3D han hecho que la endoscopía virtual dentro del colon sea aplicable en clínica práctica. La CTC tiene un apoyo creciente como herramienta de detección para pólipos y carcinoma colorrectales. Este examen radiológico utiliza los datos del paciente adquiridos de un escáner CT helicoidal y los combina con un software que post procesa los datos para generar imágenes bidimensionales y tridimensionales del colon para su análisis. Sin embargo, antes de que el paciente se someta a la tomografía computarizada, hay pasos iniciales que deben tomarse para ayudar a obtener imágenes de colon de alta calidad diagnóstica. PREPARACIÓN DEL COLON El elemento clave para un examen de colonografía por TC de alta calidad es un colon bien depurado y bien distendido. Cuando el colon contiene fluido residual y/o heces, esto puede causar resultados falsos negativos y falsos positivos. El material residual en el colon también limitará la utilidad diagnóstica de los algoritmos de detección asistidos por computadora. Si el colon está poco distendido, esto también puede provocar la no detección de lesiones, y un área de colapso puede simular la apariencia de un carcinoma. Los pacientes se exploran típicamente en dos posiciones opuestas (supino y prono) de modo que porciones del colon que tienen material residual o distensión pobre en una posición pueden reevaluarse en la vista opuesta. La CTC también se puede realizar con éxito utilizando una preparación intestinal reducida con la ayuda del marcaje fecal y fluídico. Actualmente se investiga la evaluación del uso de protocolos no catárticos en combinación con el marcado fecal y de fluidos para la CTC. NUEVAS TECNOLOGÍAS La CTC es un examen de diagnóstico del colon que se basa en una adquisición volumétrica de todo el abdomen y la pelvis dentro de una única retención (Ving et al., 1994). El uso de un escáner de fila multidetector (MDCT) es obligatorio, con cuatro 50% de las pruebas de detección de CCR potenciales indirectas pueden ser falsos positivos


EH-75-1-FEB-MAR
To see the actual publication please follow the link above