Page 22

EH-74-4-AGOSTO-SEPTIEMBRE-2018

ADMINISTRACIÓN Y TIC EN SALUD software frente a una debilidad relativa de la producción de equipos en la región. En consecuencia, el problema de la interoperabilidad en salud se convierte en una ecuación con dos variables relativamente independientes, Por un lado, se encuentran la estructura de datos, semántica y sintaxis, así como los mecanismos de intercambio usados por los productores de equipos (mayormente importados). Por otro lado, está otra versión de esos elementos, datos y mecanismos de comunicación, en los sistemas de información e historias clínicas electrónicas (locales). Es importante tener esto presente cuando se busca una solución, pues ella dependerá de la armonización y complementación entre las dos variables. Dimensión humana del problema Un primer análisis de las características de mercado, descritas brevemente en la sección anterior, podría llevar a la conclusión de que se trata de una situación ideal en que la fortaleza de la industria local de software puede aprovechar la oportunidad y generar productos que garanticen la interoperabilidad con los dispositivos importados. Sin embargo, la realidad nos muestra que esto no ocurre y hay dos razones principales para ello. Por un lado, los productores de dispositivos no suministran fácilmente las especificaciones técnicas de sus equipos a partir de las cuales el software podría ser diseñado. Por otra parte, aún en el caso de que esta información estuviese disponible, al no haber una comunidad de estándares de intercambio de datos entre los productores de dispositivos, los diseñadores de software se verían enfrentados a una torre de babel y tendrían que volver al modelo de solución por interfases. Adicionalmente, la industria de software de la región está compuesta en su mayoría por pequeñas y micro empresas que no se ven motivadas a invertir en la capacitación de su personal para usar un determinado estándar, frente a la diversidad del mercado de los dispositivos y frente a la ausencia de una política nacional que determine cuáles son los estándares que su país usará en sus planes y estrategias de desarrollo. El efecto es que los industriales del software terminan teniendo talento humano con insuficiente capacidad para realizar las adaptaciones del software requeridas. En el caso poco probable de que un productor de software adopte en sus productos un determinado estándar para intercambio de información, la institución prestadora de salud deberá negociar con el productor de los equipos la adaptación de su software para que sea compatible. Este es un trabajo que por lo habitual no es autorizado para los representantes locales y en consecuencia se convierte en una labor significativamente costosa al ser realizada por personal técnico de la Casa Matriz del productor. Al final, la solución regresa al ámbito de las interfaces personalizadas. Este fue el caso de los equipos de imagen y la conexión a los sistemas PACS. Dimensión política del problema La diversidad de dispositivos y aplicaciones, generadoras o gestoras de datos, disponibles en forma creciente en todos los sectores de la economía, ha tenido como FACTURACIÓN DE LA INDUSTRIA DE SSI EN ARGENTINA, BRASIL Y MÉXICO 2005 - 2010 Fuente: Autor 9.090 7.410 11.120 15.010 15.360 19.040 6.990 5.990 8.330 9.500 9.620 10.870 1.307 1.617 1.871 2.276 2.440 2.830 2005 2006 2007 2008 2009 2010 AÑO Argentina Brasil México 20.000 18.000 16.000 14.000 12.000 10.000 8.000 6.000 4.000 2.000 0 MILLONES DE DÓLARES Análisis comparativo de la industria del software y servicios de información (SSI) en Argentina, Brasil y México entre 2005 y 2010. efecto que el concepto de interoperabilidad haya ganado posicionamiento en las discusiones de los equipos técnicos del sector público, incluido el sector de la Salud. Es frecuente encontrar documentos de política pública y de planeación estratégica que lo mencionan y reconocen su importancia significativa, llegando a mencionar el papel central de los estándares de intercambio de información. Sin embargo, ninguno de ellos orienta a los agentes del sector productivo sobre la preferencia, recomendación o adopción de alguno de los estándares internacionales disponibles. En este vacío de orientación estratégica se genera la situación compleja previamente descrita, que hasta el momento ha confiado en las fuerzas y dinámica del mercado para proveer una solución que aún sigue siendo evasiva. Sin que se trate de un análisis de causa-efecto, la representación hecha del estado de la interoperabilidad en salud en los países de América Latina, puede explicar la responsabilidad de los diversos actores y el efecto que su acción o inacción tiene en la dinámica integral del problema descrito. Adicionalmente, permite iniciar una lectura en sentido contrario, al analizar el impacto incremental que podría tener una solución en cada una de las dimensiones propuestas. Dimensión política de la solución La adopción formal de un estándar de intercambio de información en salud por la correspondiente autoridad en un país ejerce un efecto inmediato de alineamiento de fuerzas. Por un lado, los productores del sector de software y servicios informáticos tienen una clara orientación del tipo de capacitación que debe tener su talento humano y pueden invertir en ello. Por su parte, los compradores de dispositivos y sistemas saben cuáles estándares de intercambio de información deben incluir en sus pliegos de especificaciones durante los siguientes procesos de adquisición. Estos mismos compradores poseen también una buena orientación para solicitar a los productores la actualización del software de sus dispositivos de forma que cumplan con los lineamientos emitidos por el gobierno; estas 20 AGOSTO - SEPTIEMBRE / 2018


EH-74-4-AGOSTO-SEPTIEMBRE-2018
To see the actual publication please follow the link above