Page 22

EH-74-2-Abr2018

ESPECIAL LABORATORIO Figura 1. Metodología de Espectrometría de Masas (MALDI-TOF). Los métodos convencionales o fenotípicos, a su vez pueden ser: a) Cuantitativos: permiten conocer la CIM de un antimicrobiano frente a un determinado microorganismo (en ug/ml), lo que es de gran utilidad al momento de defi nir las dosifi caciones, especialmente en pacientes críticos. Existen métodos cuantitativos de referencia o Gold Standard (ya sea micro o macro dilución en caldo y/o dilución en agar) y aquellos que no son de referencia (E-test, Just-One), pero que facilitan de manera importante la realización de antibiograma por CIM en la práctica diaria a la vez que da fl exibilidad respecto de a qué antimicrobianos estudiar la CIM y a cuáles no. b) Cualitativos (difusión en disco o Kirby Bauer), que a través de la medición de un halo en milímetros permite correlacionar con la CIM y entregar una categoría de Susceptible, Intermedio o Resistente frente a cada antimicrobiano. c) De screening y punto de corte, permiten separar cepas con algún mecanismo de resistencia específi co, de aquellas que no lo poseen. Para esto, existen diversos agares cromógenos o de screening, que contienen una concentración de antimicrobiano que constituye el punto de corte para identifi car las cepas resistentes. Los métodos automatizados disponibles son: a) Microdilución rápida (métodos comerciales fenotípicos: Vitek, Phoenix, Microscan). Estos métodos, al igual que la identifi cación automatizada, consisten en paneles con pocillos miniaturizados que contienen diferentes concentraciones de antimicrobianos, según los puntos de corte que permiten diferenciar cepas resistentes de cepas intermedias o sensibles. Estos paneles o tarjetas contienen antimicrobianos defi nidos para los distintos grupos de microorganismos (bacilos, cocáceas, levaduras, gram positivo, gram negativo), se ingresan al equipo respectivo, el cual mediante turbidimetría establece las CIM de cada cepa. Actualmente estos equipos cuentan con softwares de interpretación o reglas de experto, para informar resultados coherentes de susceptibilidad, y permiten realizar la identifi cación (ya sea bioquímica o por MALDI) y estudio de susceptibilidad en forma integrada 19. b) PCR (métodos comerciales genotípicos), que detectan presencia de genes de resistencia conocidos. c) La detección de perfi les proteómicos mediante MALDI-TOF post exposición a un determinado antimicrobiano. Las últimas dos mencionadas, son técnicas en desarrollo o ya comercializadas, que escapan el ámbito de esta revisión. 20,21 Actualmente persiste un desfase entre la velocidad de identifi - cación que se logra por espectrometría de masas, y la menor velocidad en obtener un resultado de susceptibilidad a antimicrobianos, ya que, a pesar de su automatización, esta última sigue basada en la velocidad de replicación del microorganismo. Es necesario considerar también que, pese a los grandes avances logrados con relación a automatización de estudios de susceptibilidad, en este momento aún no es posible prescindir del todo de los métodos manuales, ya que hay algunos microorganismos, o combinaciones de microorganismo/antimicrobiano que presentan falsas sensibilidades o resistencias. 22 Conclusión La microbiología clínica está cambiando rápidamente en el último tiempo, como respuesta a la evidencia científi ca de contar con información de manera precoz, mejora el pronóstico de los pacientes, así como la necesidad de las instituciones de lograr procesos más efi cientes. Esto implica a su vez, la exigencia de una adaptación del personal técnico y profesional a las nuevas tecnologías, interpretando correctamente los resultados obtenidos, tanto en identifi cación como en estudios de susceptibilidad. También constituye una obligación para los administradores, que deben realizar las inversiones necesarias y modifi caciones en la planta física y de personal, para mantener el servicio en una base de 24/7, aprovechando al máximo las ventajas ofrecidas por la automatización de los procesos. Artículo original de REV.MED.CLIN.CONDES-2015;26(6) 753-763 DOI:101016/j.rmclc.2015.11.004 Reproducido con la debida autorización del autor y del Editor General, Dr. Jaime Arriagada S. El Hospital agradece la colaboración editorial de la Dra. Beatrice Hervé E. y de la Revista Médica de la Clínica Las Condes, de Chile, para este artículo. Lea la versión ampliada con referencias y opine en www.elhospital.com Busque por: EH0418IESPLABMIC 20 ABRIL - MAYO / 2018


EH-74-2-Abr2018
To see the actual publication please follow the link above