Page 40

EH-Dic2017-Ene2018

C10 SUPLEMENTO COLOMBIA EMERGENCIAS Y UCI DICIEMBRE 2017 / ENERO 2018 En términos prácticos se propone: Triaje I: Atención inmediata, urgencia vital (resucitación) Triaje II: Emergencia, alrededor de 30 minutos Triaje III: Urgencia prioritaria, 1 a 2 horas Triaje IV: Urgencia no prioritaria, 6 horas Triaje V: No urgencia, hasta 24 horas. También hay indicadores de calidad en los cuales directa o indirectamente PAUL HAKIMATA © FOTOLIA el triaje tiene implicaciones como: readmisión a las 72 horas, demora en la realización de electrocardiograma en síndrome coronario agudo; tiempo puerta- aguja en infarto agudo de miocardio; tiempo puerta- tomografía (TAC) en el ictus menor de seis horas; retardo diagnóstico en las emergencias oftalmológicas; tiempo demora de atención en los pacientes con disnea grave; estancia en urgencia; porcentaje de hospitalización, fugas, readmisiones en 72 horas, entre otros. 5 La relación entre el nivel de urgencias y los niveles de triaje refiere a la utilización de los servicios de Urgencias de acuerdo con la severidad de los pacientes, y dicho vínculo se convierte en la huella digital de cada servicio. Se ha propuesto como relación de utilización lógica la siguiente: Triaje I: 70- 90 % Triaje II: 40- 70 % Triaje III: 20- 40 % Triaje IV: 5- 20 % Triaje V: 0- 5 %. 5 Lógicamente, la relación entre nivel de triaje y la utilización de los recursos debe ser mayor para los niveles I y II, que para los niveles III y IV, e incluso en algunos lugares donde existen políticas de referencia de pacientes, el seguimiento a esta relación muestra la gestión de los coordinadores de referencia. 5 También, según la huella digital de cada servicio, se puede saber del rendimiento de los médicos según el tipo de pacientes que consultan. 5 Algunas entidades internacionales recomiendan que haya una auditoria en cada servicio de Urgencias sobre los triajes, Advisory Board recomienda que en los primeros seis meses de implementación de cualquier escala se revisen todos los triajes, enfatizando en los IV y V, luego de los seis meses se chequeen a diario muestras aleatorias y que permanentemente se realicen auditorias con expertos, siempre con el objetivo de mejorar la seguridad para el paciente del servicio de Urgencias. 7 Desde el punto de vista ético, el triaje se ha asociado al principio de justicia, por tanto es ampliamente aceptado, haciéndose imprescindible como primera medida en la atención sanitaria de un servicio de Urgencias. Para algunos, sin embargo, representa el conflicto o dilema entre el principio de justicia, el cual debe asumir los recursos de la mejor manera, equitativamente y de acuerdo con la pertinencia, enfrentado al principio de utilitarismo, que trata de dar lo mejor a la mayor cantidad de personas. 9 Es importante anotar que la aplicación de las escalas de triaje requiere de un entrenamiento, el cual idealmente debe ser certificado por personal experto. Y así como se debe realizar seguimiento a los triajes de los servicios, también se debe ejercer para el personal de salud que lo aplica y con una periodicidad establecida. Siempre debe tenerse en cuenta que existe el riesgo de sobretriaje o de infratriaje. El primero afecta a los otros pacientes, posiblemente más graves, retrasando la atención oportuna de los mismos, mientras que el infratriaje pone en riesgo directamente al mismo paciente que aguarda por atención en la sala de espera. 3 Algunos trabajos analizando los pacientes traumatizados a quienes se les realiza triaje en un centro de bajo nivel de complejidad, demuestran que hasta 23.8 % de los mismos son dirigidos a un centro especializado sin necesidad, precisamente por un sobretriaje. 10 Según el National Expert Panel on Field Triage, se esperaría que se presente un infratriaje entre 0 y 5 % de los pacientes y un sobretriaje entre 25 y 50 %; lo cual muestra que a pesar de la innegable utilidad del triaje, son necesarios el entrenamiento, la evaluación y el control y que aún hay mucho por investigar y mejorar sobre esta estrategia muy aceptada en los servicios de Urgencias. 10. El Hospital agradece la colaboración editorial del Dr. Diego José Duque Ossa, Director General del Hospital San Vicente Fundación (HSVF), en Medellín. *Médico Cirujano de la Universidad Pontificia Bolivariana, de Colombia, especialista en Anestesiología, Medicina Crítica y Cuidados Intensivos, con estudios de posgrado en Gerencia Hospitalaria. Director General del Hospital San Vicente Fundación Lea este artículo con sus referencias y opine en: www.elhospital.com. Busque por: EH1217TRIAJE El sistema de triaje estructurado busca, entre otras cosas, valorar el riesgo del paciente en la espera de ser atendido cuando las demandas y las necesidades clínicas superan los recursos; teniendo en cuenta que lo urgente no siempre es grave y lo grave no siempre es urgente. Siempre se busca brindar una atención más humanizada.


EH-Dic2017-Ene2018
To see the actual publication please follow the link above