Page 15

EH-Dic2017-Ene2018

13 RESUMEN DEL AÑO WWW.ELHOSPITAL.COM CIRUGÍA cación ha permitido ahorros significativos y facilidad de uso en cirugía ortopédica, plástica y vascular; para el campo de la neurocirugía se estima que será de gran valor en los próximos años. 14. Las imágenes digitales y la comunicación en medicina (DICOM) han permitido traducir en archivos de estereolitografía, que luego se leen y construyen metódicamente con impresoras 3D. Los vasos, tumores y cráneos son solo algunas de las estructuras anatómicas desarrolladas en una variedad de materiales, que permiten a los cirujanos investigar, capacitarse y mejorar la planificación preoperatoria sin riesgo para los pacientes.14 Big Data en cirugía En los últimos años la aplicación de sistemas para el análisis de grandes datos (Big Data) ha tenido una participación importante como soporte de toma de decisiones en diferentes campos, entre ellos la medicina. Su aplicación es amplia, algunos casos manifiestan su éxito en la detección de riesgo en cirugías de ortopedia 15, otros en la mejora de la seguridad de los pacientes 16, para optimizar el procedimiento de agendamiento de cirugías en los hospitales 17, entre otras aplicaciones. Estudios han diseñado nuevas propuestas de sistemas avanzados de toma de decisiones (CDSS, por sus siglas en inglés) para estandarizar el diagnóstico y la rehabilitación clínica para implantes maxilofaciales, en especial para aquellos pacientes con un nivel de dificultad mayor. Estos desarrollos se han probado con éxito en muchos países, y sus resultados han demostrado que la implementación de CDSS permite una mejor planeación de tratamiento de rehabilitación maxilofacial frente a las técnicas tradicionales. Nuevas propuestas para la planeación de neurocirugías con intervención de nuevos materiales de osteosíntesis indican que su aplicación disminuye la subjetividad asociada a los procedimientos. La aplicación de los SSDC puede ir más allá de la planeación del procedimiento quirúrgico como tal, y su campo de acción podría impactar en la disminución de errores clínicos. Estudios demuestran que la aplicación de SSDC en cirugías ayuda a evitar eventos adversos, aumentando la seguridad de los procedimientos médico-quirúrgicos. Las tecnologías médicas continuarán generando avances y nuevos desarrollos que estarán disponibles para las instituciones de salud en el año 2018. Identificar las mejores y aquellas que ofrezcan un adecuado balance costo/beneficio, y altos niveles de seguridad y calidad, será el reto de los gestores tecnológicos y los profesionales de la salud. *Ingeniero biomédico y Magíster en Gestión de innovación tecnológica. Asesor editorial y bloguero de El Hospital. Lea este artículo con sus referencias y opine en: www.elhospital.com Busque por: EH1217CIR


EH-Dic2017-Ene2018
To see the actual publication please follow the link above