Cuadernillo Drager Pag_05

EH-Oct-Nov-2017

C4 SUPLEMENTO COLOMBIA CIRUGÍA Y NEUROLOGÍA OCTUBRE - NOVIEMBRE / 2017 ADELANTOS EN NEUROCIRUGÍA FUNCIONAL JAIRO ESPINOZA, MD* La mejoría en la calidad de vida con neurocirugía funcional genera un beneficio que va más allá del bienestar del paciente y que se traslada a una reducción mensurable en las complicaciones mencionadas. - Síndrome doloroso regional complejo. - Angina de pecho. - Dolor por cáncer. Las cirugías intracraneales se realizan en pacientes con movimientos anormales, trastornos psiquiátricos, epilepsia y en algunos tipos de dolor. Mecanismo de acción de un sistema de estimulación cerebral profunda (ECP) La cirugía intracraneal más frecuente es la ECP. La estimulación cortical se emplea en algunos casos de dolor. Para entender el mecanismo de acción de la estimulación cerebral profunda, hay que discutir la causa de la mayoría de trastornos de la función del sistema nervioso: la ausencia o el exceso de uno o varios neurotransmisores necesarios para la estabilidad de una red neural. Esta alteración química produce una actividad eléctrica anormal que conlleva a los siguientes síntomas: temblor, rigidez, depresión, entre otros. El neuroestimulador implantado en el cerebro produce una corriente eléctrica que mejora la función del circuito neural y con ello mejora los síntomas. Aspectos técnicos de la cirugía de ECP Los componentes del sistema son electrodos, que mediante cables de extensión se conectan a un generador de pulso o marcapasos (gráfica 1). La cirugía de neuroestimulación cerebral implica introducir uno o varios electrodos a un sitio puntual del cerebro mediante la utilización de tecnología de punta: Estereotaxia con sistemas de planificación estereotáctica avanzada o neuronavegación. La neurocirugía funcional es una especialidad de la Neurocirugía, la cual deriva su nombre de los objetivos que persigue: la reparación o mejoría de la función del sistema nervioso a través de procedimientos quirúrgicos. La cirugía funcional ha tenido épocas de gran actividad y de declive; en la actualidad ha resurgido, debido a una combinación de factores que han permitido que los procedimientos quirúrgicos se desarrollen con mayor precisión y menor morbilidad. El éxito quirúrgico depende de tres factores fundamentales: la experiencia del equipo quirúrgico, la disponibilidad de tecnología y la presencia de protocolos institucionales. Tipos de neurocirugía funcional Las cirugías pueden realizarse a nivel craneal o espinal. En general, los procedimientos espinales se indican en casos de dolor, incontinencia o espasticidad. Los siguientes son algunos ejemplos de neurocirugía funcional para dolor y espasticidad: Procedimientos ablativos: - Cordotomías, mielotomías y otros procedimientos lesionales en dolor por cáncer. - Gangliolisis de nervios craneales para neuralgias. - Rizotomía para espasticidad. Procedimientos de estimulación medular y bombas de infusión intratecal: - Síndrome de espalda baja fallida. - Dolor refractario a manejo médico y con las anteriores cirugías. Figura 1. Mediante la ayuda de software tridimensional avanzado, se tiene que planificar la entrada y la llegada al sitio de interés del electrodo de una forma mínimamente invasiva, evitando lesionar áreas cerebrales elocuentes o vasos sanguíneos. CORTESÍA Jairo Espinoza, MD


EH-Oct-Nov-2017
To see the actual publication please follow the link above