REV EL HOSPITAL ED 73-5_PAG_21

EH-Oct-Nov-2017

20 ANESTESIOLOGÍA Y PEDIATRÍA GUSTAVO HIGUERA REDONDO, MD* OCTUBRE - NOVIEMBRE / 2017 SEGURIDAD EN DISPOSITIVOS PEDIÁTRICOS PARA LA VÍA AÉREA DURANTE LA ANESTESIA DISPOSITIVO, ES una palabra derivada del inglés Medical Device. En Colombia su uso está regulado por el decreto 4725 del 2015. 1 Los dispositivos médicos son aquellos desarrollados por la tecnología para cumplir un objetivo o superar dificultades durante el manejo de los pacientes tanto en el área clínica, como quirúrgica o diagnóstica. Aproximadamente, 60 % de los elementos utilizados en hospitales, y que equivalen a una variedad cercana a los 5.000 tipos (estos desde jeringas hasta los más sofisticados), son utilizados a menudo en el ámbito hospitalario. Gracias a los avances tecnológicos, la cantidad, aplicaciones y sofisticación de estos ha ido aumentando en complejidad, por lo cual resulta necesario un amplio conocimiento de los mismos, desde su composición, indicaciones, complicaciones, métodos de utilización y, Gustavo Higuera Redondo, MD* HERJUA © FOTOLIA en algunos casos, de inserción. El Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos de Colombia, como ente gubernamental, se encarga en Colombia de su regulación tanto en el campo técnico como científico entregando el correspondiente registro sanitario que avala su utilización, ya que en muchas ocasiones estos elementos deben permanecer en contacto con el organismo durante un tiempo prolongado. Para su expedición, los diferentes elementos son evaluados por comités que determinan si estos cumplen las diferentes normas internacionales de calidad, biocompatibilidad de materiales y pruebas de implantación. Para el manejo de la vía aérea pediátrica, se encuentran desde los más sencillos: como la máscara facial, cánulas orofaríngeas o laringoscopios, hasta elementos más sofisticados, desarrollados con tecnología de punta como los videolaringoscopios y fibrolaringoscopios, que permiten abordar y mantener control de ésta durante intervenciones quirúrgicas, urgencias u hospitalización en cuidado intensivo. La mayor utilidad de estos elementos se concentra en el manejo de la vía aérea difícil durante la inducción anestésica; cuyo control es indispensable para llevar a cabo los procedimientos quirúrgicos y posquirúrgicos con éxito. Anticipar dificultades durante el manejo de la vía aérea pediátrica suele ser relativamente sencillo, ya que en la mayoría de las oportunidades estas se pueden diagnosticar durante la valoración preanestésica. Como en el caso de malformaciones craneofaciales, algunos síndromes o antecedentes traumáticos. En anestesia, el reto se encuentra en el paciente que posee una vía aérea difícil no anticipada. Dando como resultado complicaciones en la ventilación y oxigenación con aumento de la morbimortalidad en anestesia. 2 Estos elementos de uso en la vía aérea pediátrica son clasificados según su sitio de aplicación. Van desde una simple máscara facial, la cual ha sido rediseñada para sellar perfectamente el contorno fa-


EH-Oct-Nov-2017
To see the actual publication please follow the link above