REV EL HOSPITAL ED 73-5_PAG_19

EH-Oct-Nov-2017

Viene de la página 16 Los últimos desarrollos también permiten agilizar los flujos de trabajo, ofreciendo agilidad en la atención de pacientes y facilidad de uso para el radiólogo. Al respecto, los fabricantes incluyen en sus sistemas herramientas para el ajuste de exposición y fluoroscopia para regular los niveles de dosis de rayos X, ajustar parámetros para pre y post-procesamiento de imágenes, además de opciones de ajustes de geometría y de limitación del haz de radiación. Gracias a estos adelantos se seleccionan automáticamente los parámetros de exposición basados en el espesor del paciente, el campo de visión y el medio de contraste. Por otro lado, los ajustes rápidos ayudan a optimizar la eficacia de la técnica y garantizan imágenes limpias y de alta calidad sin sobreexponer al paciente 6. Nuevos detectores y automatización También se dispone de detectores portátiles de rayos X completamente inalámbricos que permiten compartir las imágenes a través sistemas de radiografía. Estos detectores son construidos con yoduro de cesio que garantiza una calidad óptima (7.6 millones de pixeles) y una reducción significativa de dosis 7, siendo esto un avance notable frente a las convencionales placas de fósforo (CR Cassetes, en inglés) 8. Por su parte, la integración de la automatización y la incorporación de sistemas mecatrónicos en los equipos de rayos X es cada vez más frecuente. Los fabricantes ofrecen equipos que generan movimientos automáticos, con la promesa de agilizar los exámenes. Estos dispositivos cuentan con nuevos desarrollos llamados Auto-tracking, lo que le permite al tubo de rayos X seguir al detector durante el examen, identificando los movimientos verticales y horizontales, además mantiene constante la distancia entre la imagen y la fuente durante los ajustes de altura 8. La automatización también permite detectar el tamaño del detector, de esta forma el sistema ajusta el colimador y previene procedimientos fallidos. Seguridad del paciente Los diseños actuales de equipos para rayos X aportan de manera significativa en la promesa de la medicina de centrar la atención en el paciente. Algunas tecnologías han implementado modos pediátricos de aplicación, con el objetivo de generar ahorros significativos en la dosis; 20 % - 35 % menos que en el modo de imagen estándar con prácticamente ninguna pérdida de calidad de imagen y hasta 75 % cuando se combina con fluoroscopia en modo pulsado. Los recientes diseños consideran importante la usabilidad sencilla de la tecnología, es por ello que se ofrecen sistemas intuitivos para facilitar el acceso a las funciones y a la imagen final, lo que se traduce en más tiempo con el paciente. Además, se encuentran diseños de camas que gradúan la altura del paciente para facilitar su manejo, evitando posibles caídas. Desafíos en imágenes con RX El uso creciente de la radiación ionizante para el diagnóstico y tratamiento en seres humanos conlleva a tener metodologías claras frente a la valoración de los riesgos a los que está sometido el personal asistencial involucrado en dichos procedimientos. La peligrosidad de las radiaciones ionizantes obliga a establecer medidas que garanticen la protección de los trabajadores expuestos y del público en general contra los riesgos resultantes de la exposición a las mismas. Particularmente, la reducción de la radiación ionizante en los pacientes pediátricos es fundamental por distintas causas, pero de mayor repercusión si ante una exposición a la misma dosis de radiación, el riesgo de desarrollo de un tumor es mayor en la infancia. Por lo tanto, es adecuado implementar a tiempo estrategias para reducir el uso excesivo de radiación ionizante. La fundamental es evitar la realización de pruebas innecesarias o no indicadas, elegir una prueba alternativa que no utilice radiación, y/o tomar una serie de medidas que reduzcan al máximo la dosis recibida por el paciente, como evitar repetir exámenes, emplear las proyecciones correctas, usar protectores, ajustar los protocolos (mAs, Kv o pitch) al volumen del paciente, entre otras 11. Otro reto es el uso de códigos estandarizados para los procedimientos. Los códigos de procedimientos de radiología son una parte fundamental de la mayoría de los flujos de trabajo de esta especialidad, como ordenar, programar, facturar e interpretar imágenes. Por lo general, se han utilizado códigos de procedimientos no estructurados ni estandarizados en departamentos de radiología. Dichos códigos pueden ser suficientes para fines específicos, pero ofrecen un apoyo limitado a la interoperabilidad. A medida que los flujos de trabajo de radiología y las diversas formas de intercambio de datos clínicos se han vuelto más sofisticados, ha aumentado la necesidad de una interoperabilidad más avanzada con el uso de códigos estructurados estandarizados. Por ejemplo, los códigos estructurados facilitan la identificación automatizada de estudios de imagen previa relevantes y la recolección de datos para el seguimiento de la dosis de radiación 9. *Ingeniero biomédico y Magíster en Gestión de innovación tecnológica. Asesor editorial y bloguero de El Hospital. 18 ESPECIAL IMÁGENES DIAGNÓSTICAS ING. JAVIER CAMACHO* OCTUBRE - NOVIEMBRE / 2017 Lea este artículo con sus referencias y opine en: www.elhospital.com Busque por: EH1017REPRX BALANZAS MÉDICAS www.kern-sohn.com PROFESSIONAL MEASURING BALANZAS PESAPERSONAS BALANZAS SILLAS BALANZAS PARA BEBÉS


EH-Oct-Nov-2017
To see the actual publication please follow the link above