INSERTO DRAGER_19.p1

EH-ago-2017

18 SUPLEMENTO COLOMBIA ESPECIAL IMÁGENES DIAGNÓSTICAS Y MOLECULARES AGOSTO - SEPTIEMBRE / 2017 AUREMAR © FOTOLIA PROTECCIÓN RADIOLÓGICA Y CONTROLES DE CALIDAD EN COLOMBIA DIEGO BOBADILLA* Definición de la protección radiológica y ámbito de aplicación La protección radiológica es el conjunto de normas y procedimientos que tiene como principal objetivo proteger la vida de pacientes, clínicos y demás personal expuesto a los efectos causados por las radiaciones ionizantes. Cada día el uso de las radiaciones ionizantes en el mundo es más común dado el desarrollo tecnológico y sus aplicaciones, especialmente en esta “la era digital” que permite obtener imágenes en tiempo real, ya sea de un paciente o de una estructura en análisis pues el uso de las radiaciones no solo implica el ámbito clínico si no también la industria, la docencia, la investigación, la veterinaria, la geología, etc. Dado el amplio espectro de su uso, es necesario que siempre se tomen medidas tales como usar barreras adecuadas de protección y protocolos de procedimientos de acuerdo con la práctica radiológica y la intensidad de la radiación. Normativa Siendo Colombia un país miembro del Organismo Internacional de Energía Atómica (IAEA, por su sigla en inglés), las normas que priman son en esencia derivación de las recomendaciones señaladas por el organismo. De hecho, la resolución 2400 de 1979, emanada por el Ministerio de Trabajo, establece en uno de sus párrafos que en los puestos de trabajo con radiaciones ionizantes se deben seguir las recomendaciones de la Comisión Internacional de Protección Radiológica (ICRP, por su sigla en inglés), entidad adscrita al IAEA para la protección radiológica. Pero al hablar de normativa tenemos una condición que particularmente no es conveniente y va en contra vía a las reco- mendaciones del mismo IAEA, ya que en nuestro territorio no se visualiza un órgano regulador eficaz en la labor de proteger a la población contra los riesgos causados por la radiación ionizante, tal como lo recomienda el Organismo en la publicación del 2007 titulada ‘Principios fundamentales de seguridad’, obra que es parte de la colección de normas de seguridad del IAEA No SF-1. En ésta se especifica que los gobiernos deben tener un único órgano (ente) regulador del uso de las radiaciones, el cual debe establecer los principios rectores dentro del territorio nacional para su uso seguro en todas las prácticas, este debe ser independiente de preferencia a cualquier otra entidad y no poseer ninguna fuente de radiación ionizante a su cargo. Pero en la realidad colombiana tenemos aparentemente dos órganos reguladores principales y los ministerios emiten regulaciones en el tema de su competencia. La Ley 9 de 1979 establece que es función del Ministerio de Salud proteger a la población contra los riesgos causados por la radiación, y que deben adoptar todas las medidas necesarias para garantizar la protección de la salud y seguridad de las personas. Desde ese punto de vista se podría asumir que es su función la de ejercer como órgano regulador, pero en el año 2001 mediante el Decreto 070 el Estado le dio al Ministerio de Minas y Energía las mismas funciones; dados los perfiles de cada uno de los ministerios, el de Salud se ha encargado de regular los rayos X, y el de Minas y Energía los isótopos radiactivos. Dentro de las normas que rigen en Colombia se pueden mencionar las siguientes: Resolución 9031 de 1990 del Ministerio de Salud • Establece los requisitos para licenciar equipos de rayos X y emisores de radiación ionizante.


EH-ago-2017
To see the actual publication please follow the link above