REV EL HOSPITAL ED73-4 _ 20.p1

EH-ago-2017

19 CIRUGÍA WWW.ELHOSPITAL.COM • Luego de este paso se coloca la cánula de respiración o el traqueoflex. • Finalmente, se realiza un último control radioscópico que nos muestra la correcta colocación de la cánula. Cuarto control radioscópico. • Además de los pasos mencionados, se utilizan la capnografía y la saturación digital para asegurarnos la eficacia del procedimiento. Conclusión El menor tiempo operatorio y la mayor facilidad técnica nos permiten pensar en lo ideal de la indicación de la TP sobre la TA, para los pacientes con requerimiento de traqueostomía programada, como se ha demostrado en varios estudios de la literatura mundial. 1-4,6,10 En cuanto a las diferentes técnicas percutáneas disponibles en la actualidad, parece que la de Ciaglia-Blue-Rhino sigue siendo el punto de referencia, debido a que ofrece mejor seguridad y éxito. 2 Esto está relacionado con una mayor familiarización y conocimiento de la técnica de Seldinger de los cirujanos, razón por la cual es la técnica elegida por nuestro servicio. Las traqueostomías percutáneas se asocian con una morbilidad promedio del 0,38 % y una mortalidad promedio del 0,17 %. Entre las complicaciones graves podemos citar: lesión de los vasos del cuello, punción en un sitio bajo, lesión de la pared posterior de la tráquea con posterior fístula traqueoesofágica, colocación del traqueoflex fuera de la tráquea, etc. Todas ellas se evitan con un equipo entrenado a cargo pero fundamentalmente utilizando algún método para orientar el procedimiento. 4,7 En la práctica diaria nos resultaba difícil la disponibilidad durante 24 horas del broncoscopio y del neumonólogo. Por lo tanto, prescindir de ellos genera mayor facilidad en la programación y resolución de estos pacientes, lo que aumenta la accesibilidad y disponibilidad del procedimiento. Nuestra experiencia incluye 12 pacientes y no se vieron complicaciones asociadas al método de vigilancia; si bien los resultados son analizados a corto y a mediano plazo, la traqueostomía percutánea bajo control radioscópico parece ser una técnica factible y que brindaría mayor accesibilidad del método a los cirujanos generales. El objetivo principal de nuestra presentación no es establecer comparaciones entre las diferentes formas de realizar una traqueostomía y los diversos métodos de vigilancia del procedimiento, sino mostrar una nueva manera de realizar dicho control en la TP y su factibilidad. Figura 4. Ecografía del cuello. Flecha negra: Arteria carótida común. Flecha blanca corta: tráquea. Flecha blanca larga: vena yugular. REVISTA ARGENTINA DE CIRUGÍA El Hospital agradece la colaboración editorial de la Revista Argentina de Cirugía, de la Asociación Argentina de Cirugía, para este artículo. *Médicos del Servicio de Cirugía General del Hospital Provincial del Centenario, Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Rosario, Argentina. Lea este artículo con sus referencias y opine en: www.elhospital.com Busque por: EH817TRAQ REVISTA ARGENTINA DE CIRUGÍA Figura 5. Segundo control radioscópico. Flecha negra: tráquea. Flecha blanca: aguja de punción.


EH-ago-2017
To see the actual publication please follow the link above