REV EL HOSPITAL ED73-4 _ 12.p1

EH-ago-2017

11 ESPECIAL LABORATORIO CLÍNICO WWW.ELHOSPITAL.COM rio -con el cual en un mismo tubo de suero pueden procesarse pruebas de diferentes áreas analíticas-, se reduce el consumo de tubos. Esto se traduce en una disminución de gastos en insumos y en eliminación de residuos sólidos y líquidos. Por otro lado, la consolidación de módulos e instrumentos resulta en una optimización en el consumo de agua y energía**, lo que disminuye costos y reduce la huella ambiental del laboratorio; y por último, la integración de diferentes áreas clínicas alrededor de un solo proceso, le permite a los laboratorios lograr una gestión más eficiente de la productividad de sus empleados, economizando a mediano y largo plazo. Es importante anotar que los beneficios económicos y el retorno a la inversión de un sistema de TLA son proporcionales a las proyecciones de crecimiento de los laboratorios. Es decir que al implementar un sistema de automatización total, los laboratorios pueden tener incrementos importantes de producción de forma inmediata o a más largo plazo, estabilizando sus costos y sin necesidad de aumentar personal, horas de trabajo, instrumentos o espacio físico 1,2,4. Por otro lado, la necesidad de optimizar procesos a la luz de nuevos y retadores estándares locales e internacionales de calidad y acreditación, ha llevado a muchos laboratorios latinoamericanos a entender la importancia de mejorar sus flujos de trabajo. Crecimiento desordenado por limitaciones de espacio, falta de recursos informáticos o ausencia de planeación, entre otros factores, pueden contribuir a la generación de procesos sub óptimos que impiden un adecuado flujo de muestras, personas e información a través del laboratorio clínico. Las soluciones de automatización total tienen un gran impacto a este nivel, permitiendo generar flujos continuos, disminución de tiempos de desplazamiento y procesamiento, evitando reprocesos y garantizando la trazabilidad de las muestras desde su ingreso hasta la emisión de los resultados validados. La mejoría de los flujos de trabajo unida a la disminución en la manipulación física de las muestras, se traduce no sólo en mejoría de los indicadores de gestión del laboratorio, sino en una disminución considerable de errores y por lo tanto en una mayor seguridad para trabajadores y pacientes 5,6. Hoy en día se pueden encontrar cerca de 100 laboratorios a lo largo y ancho del continente, tanto de referencia como intrahospitalarios, con volúmenes de procesamiento que van desde los 500 tubos hasta 20.000 tubos diarios, y que han encontrado en los sistemas de TLA una respuesta a estas necesidades de gestión y eficiencia. Brasil es tal vez el país en el que se hallan los laboratorios automatizados más grandes 7, pero Chile, Argentina y Colombia cuentan también con una amplia trayectoria en automatización total. En estos países se puede ver incluso laboratorios con un alto grado de experiencia y madurez en automatización que ya instalan sistemas de TLA de segunda y tercera generación 8,9,10. A la lista se suman también países como Perú y Ecuador, que empiezan su trayectoria de forma exitosa en TLA, lo que demuestra que la automatización total es ya una realidad consolidada en la región. Retos Como sucede con la inserción de cualquier nueva tecnología en el sector salud, es normal que la implementación de este tipo de proyectos encuentre barreras económicas, organizacionales, humanas y tecnológicas. Pero lo cierto es que la experiencia de los más de 3.000 laboratorios automatizados en el mundo nos ha demostrado que la automatización total tiene un gran impacto en eficiencia, productividad y calidad. En estos años de transformación en los procesos de laboratorio clínico hemos aprendido que el éxito de estos proyectos de automatización es iniciar con un diseño enfocado a los objetivos específicos de cada laboratorio, a su contexto particular e identificando desde etapas tempranas brechas, barreras y elementos facilitadores para su implementación. El rediseño del proceso con metodologías de innovación y mejoramiento continuo como Lean o SixSigma entre otras, permite una transición controlada, una menor resistencia al cambio y resultados de mayor impacto. A nivel de integración, es claro el impacto que ha tenido la automatización total en áreas como Química, Inmunología, Hematología y Coagulación, pero aún hace falta experiencia para integrar nuevas áreas como Microbiología o Biología Molecular, entre otras. NORDRODEN © FOTOLIA


EH-ago-2017
To see the actual publication please follow the link above