RES-ESMALTADOREVISTA EL HOSPITAL 73-2 22

El Hospital 73 - 2 Abril/Mayo de 2017

DMITRY VERESHCHAGIN © FOTOLIA REPORTE DE PRODUCTO ING. JAVIER CAMACHO* WWW.ELHOSPITAL.COM 21 LA HISTORIA DEL ULTRASONIDO NO ES MUY AMPLIA, se convirtió en un método viable del diagnóstico por imágenes aproximadamente en los años 50, y desde sus inicios, con el sonar de la Armada Americana y las grandes bañeras donde el paciente debía sumergirse para su estudio, se fue desarrollando como una herramienta terapéutica y diagnóstica versátil. Aún hoy, sigue expandiendo sus funciones y beneficios. Las mejoras técnicas, optimizaciones y nuevas aplicaciones, algunas todavía en desarrollo, como el Doppler, la elastosonografía y la ecografía 3D y 4D, permiten que la ecografía continúe avanzando y tenga un lugar estratégico en el diagnóstico clínico. Ing. Javier Camacho Evaluación del sistema esquelético Se estima que los sistemas de ecografía serán herramientas diagnósticas fundamentales para obtener información valiosa sobre la superficie ósea. Gracias a la alta reflexión del ultrasonido en la interfaz del tejido óseo con las partes blandas, estos sistemas son un método ideal para valorar los contornos óseos. Los nuevos desarrollos de transductores de alta frecuencia (10-15 MHz) son más efectivos en el examen de las estructuras anatómicas musculoesqueléticas. Para aquellos casos en los que la lesión se ubica en la profundidad o en pacientes con musculatura muy desarrollada, se dispone de transductores de baja frecuencia (3-5 MHz) 1. ACTUALIZACIONES EN SISTEMAS DE ULTRASONIDO El reto está en la alta resolución que disponga el ecógrafo, esta característica permitirá revelar los cambios más sutiles de la superficie del hueso, a veces no detectables por radiografía simple, como pequeñas reacciones del periostio, soluciones de continuidad y colecciones líquidas subperiósticas, además de que puede diferenciar las lesiones de los tejidos blandos de las óseas 1. El especialista podrá identificar los cambios en la superficie del hueso, clasificándolos claramente como adelgazamiento o engrosamiento de la línea hiperecoica, interrupción de la cortical ósea, incluyendo una solución de continuidad, expansión o excavación, y reacciones del periostio, con la posible visualización de los componentes intraóseos. En la búsqueda de tumores óseos benignos y malignos, la ecografía seguirá proporcionando información importante sobre el comportamiento de los tumores en la superficie del hueso y su extensión en las partes blandas. Con respecto a las lesiones asociadas al deporte se estima que mejore la detección de fracturas al examinar los tejidos blandos de una región definida como dolorosa por el paciente. Así como la identificación de fracturas no desplazadas en la fase aguda, por lo que la ecografía seguirá siendo de importante utilidad en estos casos. Adicionalmente, la ecografía continuará siendo un valioso complemento para el diagnóstico, evolución y seguimiento de las fracturas por estrés, siendo posible su detección temprana por pequeñas colecciones


El Hospital 73 - 2 Abril/Mayo de 2017
To see the actual publication please follow the link above