RES-ESMALTADOREVISTA EL HOSPITAL 73-2 21

El Hospital 73 - 2 Abril/Mayo de 2017

20 IMÁGENES DIAGNÓSTICAS ABRIL - MAYO / 2017 Fig. 2 Fig. 3 Fig. 4 • Matriz cartilaginosa: Es de mineralización con patrón de arcos y anillos que se forman alrededor del cartílago globular o puede ser punteada. • Matriz fibrosa: Puede mostrar un aumento en la densidad radiográfica con apariencia de vidrio esmerilado o una mineralización densa que puede ser homogénea o heterogénea. Compromiso de tejidos blandos: Los tumores pueden generar una destrucción franca de la cortical ósea a medida que se expanden, o pueden penetrar los tejidos blandos a través de los canales Havers. La presencia de una masa de tejidos blandos asociado a una lesión ósea es altamente sugestiva de malignidad. Las tres lesiones malignas más comunes con componente de tejidos blandos son osteosarcoma, sarcoma de Ewing y linfoma 38,39,40. Sin embargo, otras lesiones benignas como osteomielitis pueden tener hallazgos similares 17. La ausencia de una masa evidente de tejidos blandos en la radiografía convencional no sugiere benignidad, dada la limitada capacidad de esta modalidad para detectar lesiones de tejidos blandos. Si hay evidencia radiográfica de una lesión agresiva de hueso o disrupción cortical se sugiere correlacionar el hallazgo con resonancia magnética (RM) 5,17 (Fig. 5). Resonancia magnética: Este método se ha convertido en una herramienta fundamental para la evaluación de tumores óseos después de las radiografías. La modalidad permite caracterizar detallada y finamente la extensión y el compromiso de una lesión ósea, sin embargo, al igual que la radiografía, no es un estudio que permita identificar de forma específica la histología de un tumor. Es una técnica altamente sensible para la evaluación de lesiones que contengan grasa, para la identificación de anormalidades en la medula ósea y tiene un rol importante en la evaluación de la respuesta al tratamiento 41, 42, 43, 44, 45, 46. Limitaciones de la radiografía: La interposición de estructuras anatómicas en la radiografía puede ocultar anormalidades. Los tejidos blandos y la cavidad medular son pobremente evaluados por este método por lo que requiere correlación por RM. Todas las mediciones extraóseas incluyendo el volumen del tumor extraóseo, relación con estructuras circundantes, y la extensión de la enfermedad a cavidad medular son pobremente definidos por la radiografía. La RM es la modalidad 47,48,49 de elección para suplir estas debilidades, sin embargo el bajo costo y la gran disponibilidad de la radiografía le dan ventajas importantes que mantienen esta modalidad como el primer estudio en el abordaje de este tipo de tumores. TABLA 3: EDAD PICO EN LAS LESIONES DE HUESO A pesar de las limitaciones que tiene la radiografía convencional y todas las ventajas que tiene la RM, sigue siendo la placa simple junto con la edad del paciente el estudio de elección para una adecuada aproximación diagnóstica en tumores óseos 48, 50. A continuación se presentan ejemplos de casos en los que la radiografía convencional como estudio inicial tiene signos sutiles o ausentes que puedan sugerir un diagnóstico de una neoplasia ósea: • Caso 1: Paciente con diagnóstico de osteosarcoma en quien el estudio radiológico convencional solo demuestra sutil lesión lítica mal definida con fractura patológica y edema de tejidos blandos anterior a quien un día después se le realiza una RM contrastada donde se evidencia una lesión neoplásica infiltrando completamente la región metaepifisiaria y gran masa de tejidos blandos especialmente posterior. • Caso 2: Paciente que ingresa por urgencias por fractura de tibia donde en el estudio radiográfico inicial solo se evidencia la fractura y a quien un día posterior se le realiza RM contrastada evidenciándose la gran extensión de la lesión por proceso infiltrativo de tipo metastásico por sarcoma pleomórfico. *Médico radiólogo del Instituto de Alta Tecnología Médica de Antioquia, de Medellín, Colombia. **Residente de radiología de la Universidad CES, de Medellín, Colombia. Artículo reproducido con la autorización de sus autores y de la Revista Colombiana de Radiología del volumen 27, número 3 de septiembre de 2016, pág. 4505-4511. Lea una versión ampliada de este artículo con sus referencias en www.elhospital.com Busque por: EH0417RADIO Figura 2. A y B) Lesión apolillada de la tibia proximal tipo II. Figura 3. Lesión litica mal definida de aspecto permeativo del humero distal tipo III. Figura 4. Reacción perióstica espiculada o en sol radiante en diáfisis humeral en un paciente Fig. 5 con osteosarcoma. Figura 5. Neuroblastoma metastásico con compromiso óseo que muestra lesión lítica con patrón permeativo, comprometiendo la cortical de la tibia proximal asociado a fractura patológica del tercio medio de la tibia y lesión de tejidos blandos que compromete el tendón rotuliano. CORTESÍA EDAD BENIGNAS MALIGNAS Defecto cortical broso Fibroma no osicante Quiste óseo simple Quiste óseo aneurismático Condroblastoma Histocitosis de células de Langerhans Osteoblastoma Osteoma osteoide Displasia osteobrosa Fibroma condromixoide Displasia brosa Encondroma Encondroma Tumor de células gigantes Osteoblastoma Osteoma osteoide Fibroma condromixoide Displasia brosa Displasia brosa Enfermedad de Paget Linfoma no Hodgkin Condrosarcoma Histiocitoma broso maligno Osteosarcoma < 20 años 20 - 40 años > 40 años Leucemia Sarcoma Ewing Osteosarcoma Metástasis Neuroblastoma Retinoblastoma Rabdomiosarcoma Linfoma Hodgkin Osteosarcoma Adamantinoma Metástasis Mieloma A B


El Hospital 73 - 2 Abril/Mayo de 2017
To see the actual publication please follow the link above