RES-ESMALTADOEL HOSPITAL VOL-73 No-1 FEB-MAR 2017 13

EH_73-1

13 ESPECIAL SALUD DE LA MUJER WWW.ELHOSPITAL.COM Resonancia y biomarcadores de imagen en el cáncer de mama Para el diagnóstico oncológico del seno, la mamografía es una buena técnica que permite apreciar sombras pero el objetivo es obtener una imagen funcional que evidencie con mayor detalle lo que está pasando. Con la resonancia magnética (RM) sí se obtiene una respuesta más efectiva ya que con esta se puede evaluar cuantitativamente la evolución del tumor y la reacción de la paciente a la quimioterapia. La Dra. Julia Camps Herrero, actual vicepresidenta de la Sociedad Europea de Imagen Mamaria (EUSOBI, por su sigla en inglés) es una abanderada del tema. En una reciente ponencia en la sesión del Colegio Interamericano de Radiología (CIR) celebrada durante la asamblea anual de la Sociedad Radiológica de América del Norte (RSNA, por su sigla en inglés) en Chicago, Estados Unidos, enfatizó © LINKEDIN en que es verdad que la RM constituye el mejor biomarcador de imagen porque no solo aumenta la cobertura anatómica sino que además brinda una imagen muy superior de lo que es la heterogenei- dad, un concepto analizado mucho últimamente por los oncólogos y que además es apropiado para valorar la evolución del tratamiento cuando se realiza la quimioterapia. “Los biomarcadores de imagen son muy importantes en la pa- tología mamaria porque dicen qué es lo que está pasando en todo el tejido y son cuantitativos, miden lo que ocurre a nivel espacial y temporal de manera no invasiva. Es un complemento clínico que guía de alguna manera la segunda fase de los ensayos clínicos”, afirma la Dra. Camps. Se han publicado varios metaanálisis sobre el valor de la RM en la respuesta a la quimioterapia. En estos se sostiene que la RM es superior a las técnicas convencionales como la mamografía y predice mejor la enfermedad residual porque se observan volú- menes de diámetros, se define mejor el tipo de tumor y por ende hay mayor exactitud diagnóstica. Y en esta la Dra. Camps resalta la mayor efectividad de la RM por difusión frente a la RM por contraste, ya que la primera predice antes la respuesta, es menos sensible y más específica, lo cual tiene un valor clínico muy notorio. Tecnología para las patologías ortopédicas En tecnologías para el tratamiento de la mayor afección en Ortopedia que a menudo presentan las mujeres, que es la osteoporosis, la densitometría ósea o DXA se mantiene como la principal para su detección. La DXA mide la concentración de calcio en los huesos, y determina si la paciente está bien o si tiene ostopenia u osteoporosis. A su vez, determina la concentración mineral ósea de la columna lumbar, del cuello femoral y del radio distal que, según el ortopedista y traumatólogo Dr. Fabio Alberto Bernal, son las zonas en las cuales es más probable que una mujer posmenopáusica tecnologías en las que a menudo se innova para mejorar el tratamiento de enfermedades ortopédi- DECADE3D © FOTOLIA se caiga y se fracture. La DXA es así el parámetro para analizar el tamizaje de una población. Otras cas son la tomografía y la resonancia. Por otra parte, en cuanto a afecciones las fracturas cobran un papel importante. Su innovación se ha dado en los implantes dado que siempre se va a tener la misma fractura. Con los avances en la biomecánica de los materiales hay mejoras en biomateriales. “El biomaterial que se colocaba hace unos 50 años ya no se compara con el actual porque antes era acero quirúrgico y ahora es titanio, aleaciones de cobalto-cromo o tantalio. El tantalio es lo último para el ma- nejo de artrosis de cadera o de rodilla con complicaciones de prótesis y ayuda a una mejor bioconducción, osteoconducción y osteoinduc- ción”, afirma el Dr. Bernal, miembro de la Sociedad Colombiana de Cirugía Ortopédica y Traumatología (SCCOT). Al igual que en los di- seños de los implantes utilizados para las fracturas, “por ejemplo antes para una fractura intertrocantérica de cadera se usaba un sistema dinámico DHS o una placa en cuchilla, ahora solo se requiere ese tipo de placa para cierto tipo de fracturas. Antes se usaba para todas porque solo se tenía para ese implante, ahora para ese caso por ejemplo se instala un clavo cefalomedular. Según el avance de la tecno- logía médica ortopédica ha habido mejoras en los implantes que nos ayudan a facilitar el manejo quirúrgico de las pacientes”, agrega. Hacia la masificación de la tomosíntesis Un mejor flujo de trabajo marca hoy en día un componente importante de la innovación en tecno- logías para el diagnóstico mamario. Las tecnologías de Hologic, empresa pionera en la salud de la mujer, tienen un diferencial muy grande en lo que respecta a la tomosíntesis 3D porque permite identificar cáncer 15 meses por delante respecto a la tecnología tradicional en 2D, de acuerdo con Fernando Davico, vicepresidente y director general para América Latina de Hologic. Innovaciones como la mesa para biopsia estereotáctica de mama en posición prona Affirm, ofrecen la misma capacidad de detección que un mamógrafo pero con tomosíntesis integrada. “Especial- mente en evolución tecnológica hay un sistema de vacío que está en desarrollo, aun no aprobado, que realiza toda la biopsia automatizada, recolecta las muestras y automáticamente saca las imágenes © EL HOSPITAL de las muestras para garantizar que se tiene la muestra adecuada. Hoy en día se extrae la muestra por biopsia y ésta se lleva al mamógrafo o a un equipo específico para tomar la imagen”, señala Davico. Hay mejoras tecnológicas en la mesa con la tomosíntesis, los sistemas de biopsia de vacío automatizados, imágenes integradas y la unión de todo eso optimiza el flujo de trabajo de los médicos radiólogos en los hospitales y centros de diagnóstico. Según el ejecutivo de Hologic, existe una enorme oportunidad para mejorar y masificar la tomosíntesis. Hay un aprendizaje muy alto de la comunidad científica, específicamente en el área de los especialistas en mamografía, pero aún hay que avanzar más en el impacto masivo, en la evidencia clínica que esto tiene para que sea más aceptado y haya mayor disponibilidad de tomosíntesis en los principales centros de diagnóstico. “Particularmente en América Latina un porcentaje importante de la población tiene cobertura del segmento público y es allí donde hay que trabajar mucho para mejorar el alcance de la tecnología”, puntualiza.


EH_73-1
To see the actual publication please follow the link above