RES-ESMALTADO01-32 EL HOSPITAL VOL.72-ED. 5 18

EH-72-5-digital

18 ANESTESIOLOGÍA JULIÁN ESTEBAN QUINTANA P., MD* OCTUBRE - NOVIEMBRE / 2016 ADELANTOS EN AUTOMATIZACIÓN DE LA ANESTESIA BEERKOFF © FOTOLIA “ERRARE HUMANUM EST”, decía Séneca; literalmente, tesia Total Intravenosa (TIVA, por su sigla en inglés). errar es de humanos. En la medida en que la aneste- Aunque la TIVA presenta algunas ventajas, la adminis- sia se desarrolló, los medicamentos y los dispositivos tración de TIVA es considerada por un buen porcenta- se hicieron más seguros, encontrándose que el límite je de los anestesiólogos como una técnica difícil, pues de seguridad es el ser humano. Desde finales del siglo requiere un conocimiento farmacológico avanzado; los pasado, la Organización Mundial de la Salud empren- fármacos que se utilizan, se distribuyen de formas va- dió una estrategia para disminuir las complicaciones riables entre los pacientes; hay modelos que predicen prevenibles en los hospitales, y en especial, en los ser- Julián Esteban la forma en que se comportan los anestésicos según las vicios quirúrgicos. La teoría del queso suizo dice que Quintana P., MD* características individuales del paciente (edad, género, un error humano per se, no es suficiente para que se talla y estado nutricional, entre otros), pero la utiliza- produzca un daño en el paciente, sino que varios ele- ción de estos modelos es engorrosa y requiere de cierto mentos del sistema tienen que fallar simultáneamente; los siste- conocimiento matemático. Por esto la TIVA es una técnica sub- mas deben estar diseñados para que no se induzca el error, y para utilizada en el mundo. que este se detecte y se corrija a tiempo por otros elementos del La Infusión Controlada por Objetivo (TCI, por su sigla en inglés), mismo sistema, denominados barreras. es la utilización de bombas de infusión que ya incorporan los mo- Parte de la investigación en seguridad del paciente se ha enfoca- delos matemáticos descritos; al dispositivo se le introducen algu- do en el desarrollo de tecnologías que automaticen tareas, advir- nos datos del paciente y se le especifica cuál es la concentración tiendo a tiempo al personal de salud de la posibilidad de comisión deseada en sangre del medicamento, y él realiza de forma conti- de error y de las tareas pertinentes para mitigar su impacto. El nua los cambios necesarios para mantener esa medida. El uso de anestesiólogo ha tenido a través de los años un aumento progre- las bombas de TCI facilita la administración de TIVA, puesto que sivo de labores y funciones durante el acto quirúrgico; debe estar elimina la necesidad de cálculos sofisticados para administrar el pendiente a su vez de múltiples dispositivos y debe monitorizar anestésico, y ha demostrado mayor eficiencia que un ser humano diversas variables fisiológicas y ambientales 1), lo que resulta en encargado de esta misma labor, manteniendo las concentracio- una gran cantidad de conexiones, cables, dispositivos y señales, nes en intervalos más estrechos y disminuyendo la posibilidad provocando que se presente un trabajo en varios frentes o ‘mul- de tener recuerdo intraoperatorio o inestabilidad hemodinámi- ti-tasking’ (1); la atención de una persona sólo puede estar enfo- ca. A pesar de todo, la TCI no es garantía de una concentración cada en pocas actividades, lo cual implica que los anestesiólogos sanguínea estable del anestésico; se basa en modelos estadís- priorizan los eventos que se presentan durante la atención del ticos, en los cuales el comportamiento del medicamento en la paciente, centrando su atención en ellos uno a uno, y desaten- mayor parte de la población está dentro de los límites definidos diendo muchos otros; esto sin mencionar la gran cantidad de in- por el modelo, pero en un porcentaje pequeño de los pacientes formación que debe manejar en los momentos de crisis. La auto- presenta un desempeño diferente, con riesgo de complicaciones matización de muchas labores en el quirófano podría mejorar la asociadas. Por tradición, los anestesiólogos han confiado en la seguridad para el paciente, y disminuir los puntos en los que se ausencia de movimiento y en signos indirectos como la presión puede cometer un error, así como permitiéndole al anestesiólogo y la frecuencia cardíaca para monitorizar la profundidad anes- enfocar su atención en menos simultáneas. Una de las dificulta- tésica, métodos que son malos predictores de ésta, por lo que se des para lograr automatizar algunos de los procesos anestésicos han desarrollado los monitores de profundidad anestésica. Como ha sido la ausencia de estándares universales en los dispositivos, no es práctico medir la concentración del anestésico intravenoso permitiendo que los elementos de marcas diversas que se tienen en el plasma, en TIVA se evalúa el efecto que estos tienen sobre en un quirófano, no sean compatibles (1). A continuación una re- el cerebro. Para ello, se usan formas simplificadas de electroen- visión de estudios en automatización de la anestesia. cefalografía, como el análisis biespectral (BIS, Covidien®). El BIS da un valor entre 0 y 100, en el que 100 es la actividad eléctrica Sistemas de asa cerrada de un cerebro despierto y 0 es un electroencefalograma plano, el Es una de las técnicas disponibles para la anestesia general que silencio eléctrico de un paciente en coma; durante una anestesia evita el uso de medicamentos inhalados, administrando los general con TIVA o con agentes halogenados, se intenta mante- anestésicos por vía intravenosa, lo que se conoce como Anes- ner el BIS entre 40 y 60.


EH-72-5-digital
To see the actual publication please follow the link above