-01-RES39-IO-01 -32 EL HOSPITAL VOL 72 No.2 14

EH_AbrMay2016

CIRUGÍA www.elhospital.com 13 rá el defecto de la pared abdominal. Una prótesis de malla es un material sintético que refuerza el tejido. En más del 80 % de estas herniorrafias se emplean materiales protésicos. Las complicaciones postoperatorias inmediatas locales se describen desde los inicios en que fue tratada quirúrgicamente esta patología, y la sepsis de la herida quirúrgica es la que aporta mayor dificultad, entre otras que se pueden Como se describió anteriormente, el cierre de la pared abdominal es uno de los procedimientos que con mayor frecuencia realizan los cirujanos generales y en ocasiones se puede convertir en un proceso rutinario. Esta “rutinización” de los procesos los puede condenar a un estancamiento en la evolución de los mismos. Es por esto que, estrategias como la herniorrafia laparoscópica deben ser parte presentar. Algunas estadísticas nacionales y extranjeras señalan índices de sepsis alrededor del 7,7 % 1, 2. Sin embargo, la introducción de la cirugía mínimamente invasiva en la década de los noventas ha posibilitado su corrección por medio de la laparoscopia 4. Esta técnica ha demostrado ser segura, eficaz, eficiente y menos dolorosa para muchos tipos de cirugía y se ha convertido en el actual “patrón de oro”, por ejemplo, para la colecistectomía 5. La reparación laparoscópica de una hernia es una técnica para corregir el defecto de la pared abdominal, también con una malla, pero haciendo pequeñas incisiones y mediante el uso de un laparoscopio. Gracias a la disponibilidad de nuevos materiales protésicos se ha revolucionado el tratamiento, en particular tras la introducción, a principios de siglo, de materiales de baja densidad (mallas con densidad menor de 80 g/cm3) 2. Resultados recientes sugieren que la herniorrafia inguinal por vía laparoscópica o mediante el uso de mallas de baja densidad puede reducir el tiempo de recuperación, de regreso a la actividad laboral y de estancia hospitalaria 6. Es importante anotar que la cirugía laparoscópica requiere incisiones más pequeñas que la cirugía abierta, y por lo tanto es menor el riesgo de que ocurra una infección de la herida quirúrgica. La recopilación de datos validados de estudios clínicos con un seguimiento mayor a dos años es necesaria para obtener datos de costo-efectividad y recurrencia 2. Conclusiones El desarrollo de técnicas por vía laparoscópica ofrece ventajas reales para el paciente y el sistema sanitario. Las ventajas clínicas para el enfermo se relacionan especialmente con una menor tasa de dolor postoperatorio y menor tiempo de retorno laboral. Uno de los beneficios principales que ofrece se observa en la rápida recuperación funcional y de retorno laboral del individuo, en comparación con la técnica abierta, la cual impacta directamente en el funcionamiento del sistema de salud. Además, y como está sustentado en la evaluación de la literatura científica conducida en esta investigación, la herniorrafia laparoscópica con mallas de baja densidad es una alternativa muy efectiva para el paciente, que reúne en el mismo procedimiento las ventajas de los nuevos materiales protésicos con el acceso mínimamente invasivo. fundamental del entrenamiento en las escuelas quirúrgicas bajo un contexto académico; esto permitiría su aplicación en poblaciones especiales, como los pacientes con hernia inguinal bilateral, recurrente, obesos y ancianos, demostrando de esta forma la indicación y el uso racional de los recursos. *Médica y máster en Investigación. Asesora editorial de El Hospital. Encuentre una versión ampliada de este artículo con referencias en www.elhospital. com Busque por: EH0416LAPARO IBRON © FOTOLIA


EH_AbrMay2016
To see the actual publication please follow the link above