EHOctNov2015_07

EH_OctNov15

6 carta editorial CARLOS BONILLA oct. - nov. / 2015 coordinador editorial a crlos.bonilla@carvajal.com Calidad en la informaCión de dispositivos médiCos en la actualidad, más que nunca todo está conectado a la web. Las nuevas posibilidades que ofrece la digitalización de los procesos aumentan continuamente la necesidad de tener más y más datos en áreas como la de la salud. Pero, ¿Qué beneficios y riesgos traen consigo las nuevas tecnologías? ¿Cómo la generación de datos puede servir para suplir la creciente necesidad de seguridad para los pacientes? El foro de tecnología de la información en salud que se llevará a cabo durante la feria MEDICA 2015, a realizarse a finales de noviembre en Düsseldorf, Alemania, promete entregar las respuestas. A través de la recolección y el análisis de datos es posible revelar problemas más rápido con los dispositivos médicos. A este respecto, por ejemplo, el desarrollo de la Regulación Europea de Dispositivos Médicos es una reacción al escándalo mundial que se presentó alrededor de los implantes mamarios de fabricación francesa cuya calidad resultó deficiente. Se trata de una nueva reglamentación que obligará a proporcionar una identificación estandarizada a estos productos. Por su parte, la FDA en Estados Unidos ya estipula la Identificación Única de Dispositivos (UDI, por su sigla en inglés), y la idea de una regulación internacional que se ponga en práctica en América Latina no está lejos de ser una realidad. La posibilidad de controlar a los dispositivos médicos desde la venta hasta su uso final podría ayudar a los hospitales y fabricantes a mejorar sus procesos e, igualmente, a simplificar la documentación y la clasificación. Ahora bien, ¿Qué pasa con la seguridad del paciente? Expertos señalan que la UDI de los dispositivos médicos también puede utilizarse para recolectar datos adicionales en el ámbito de la práctica clínica. El desarrollo en la implementación de los Sistemas para Archivo y Comunicación de Imágenes en México, uno de los temas centrales del ‘Especial de Imágenes Diagnósticas 2015’ de El Hospital que encuentra en esta edición, es un ejemplo interesante de cómo las tecnologías de la información resultan útiles, necesarias y algo más que un lujo para optimizar la eficiencia en los centros de salud. Entregar una mayor calidad de información en cuanto a la tecnología utilizada para los procedimientos y sus resultados es un deber de la industria, no solo con el clínico sino con el paciente.


EH_OctNov15
To see the actual publication please follow the link above