EHOctNov2015_25

EH_OctNov15

24 oct. - nov. / 2015 cardiología La aurícuLa izquierda mediante ecocardiografía en La práctica cLínica aunque frecuentemente referida como “la cámara olvidada”, al compararla con el ventrículo izquierdo (VI), especialmente en los últimos años, la aurícula izquierda (AI) juega un papel crítico en la expresión clínica y en el pronóstico de los pacientes con enfermedad cardíaca y cerebrovascular, según lo demostrado por varios estudios. Los ecocardiografistas se enfocaron inicialmente en la detección temprana de anomalías geométricas de la aurícula a través de la cuantificación monodimensional del diámetro auricular y luego mediante la estimación de áreas bidimensionales (2D) y volumen. Ahora, junto con los parámetros ecocardiográficos convencionales, nuevas técnicas tales como strain Doppler, 2D speckle tracking y la ecocardiografía tridimensional (3D), permiten evaluar la disfunción temprana de la AI y todas ellas desempeñan un papel fundamental para detectar la remodelación funcional temprana antes de que se produzcan alteraciones anatómicas. La disfunción de la AI y sus implicaciones pronósticas importantes se pueden detectar más pronto a través del strain de la AI que mediante mediciones volumétricas. Introducción La evaluación clínica de la AI es importante en muchas enfermedades cardíacas y no cardíacas, y requiere un profundo conocimiento de la anatomía y la fisiología. La evaluación sistemática de la función de la AI no se lleva a cabo de manera uniforme. Esto se debe en parte a la enorme atención que se le presta a la evaluación del VI, a una falta de familiaridad con técnicas de ultrasonido que pueden utilizarse para obtener imágenes de la AI, y a la ausencia de validación de una técnica única estandarizada para investigar la deformación de la AI. Hasta hace poco la AI había sido subordinada al VI, pero los cardiólogos reconocen ahora que la función de la AI es indispensable para el rendimiento circulatorio normal, condicionando la morbilidad y la mortalidad en varias enfermedades. De ese modo, se prevé que la detección temprana de una disfunción de la AI proporciona una nueva visión de la fisiopatología y el manejo clínico de varias afecciones tales como fibrilación auricular (FA), enfermedad valvular cardíaca, hipertensión, insuficiencia cardíaca (IC), y cardiomiopatía (CM). Por lo tanto, la ecocardiografía es la modalidad de imagen de elección para el tamizaje y el seguimiento seriado de los pacientes con enfermedades que comprometen la morfología y el funcionamiento de la AI 1. Hoy en día, mediante nuevas técnicas ecocardiográficas, tales como strain (S) Doppler, speckle tracking, y ecocardiografía 3D, somos capaces de reconocer precozmente la disfunción auricular, antes de que se aparezcan las manifestaciones clínicas y más temprano que con los parámetros ecocardiográficos estándar 2–8. Métodos ecocardiográficos estándar Dimensiones de la AI. El aumento de tamaño de la AI se asocia con desenlaces cardiovasculares (CV) adversos 10, 11. El tamaño de la AI se correlaciona con las funciones tanto de la AI como del VI, y es un fuerte predictor de muerte y morbilidad CV. Existen relaciones entre el aumento de tamaño de la AI y la incidencia de FA y accidente cerebrovascular (ACV), riesgo de mortalidad general después de infarto del miocardio (IM), y riesgo de muerte y hospitali- © Copyright © 2014 Roberta Ancona et al. ANAMEJIA18 © FOTOLIA por RobeRta ancona*, SalvatoRe comenale Pinto*, Pio caSo*, antonello D’anDRea**, Giovanni Di Salvo**, FoRtunato aRenGa*, maRia GabRiella coPPola*, vincenzo Sellitto**, maRia macRino** y RaFFaele calabRò**


EH_OctNov15
To see the actual publication please follow the link above