EHOctNov2015_23

EH_OctNov15

22 ANESTESIA Y CUIDADO CRÍTICO cot. - nov. / 2015 como herramienta de monitorización dinámica junto al paciente, en tiempo real y sin irradiación. Por supuesto, no se pretende reemplazar el diagnóstico del experto en ecocardiografía, pero sí ofrece al clínico una herramienta valiosa, que desde la evaluación anatómica puede ayudar a orientar al diagnóstico sindromático (hipovolemia, taponamiento cardiaco, evaluación global de la contractilidad), pudiendo generar una conducta terapéutica temprana así como realizar medidas hemodinámicas más objetivas. Recomendaciones y guías de diferentes sociedades científicas han buscado unificar conceptos y definiciones, así como también han querido establecer las condiciones de entrenamiento óptimo, en pro de los pacientes y evitar generar análisis y conductas erróneas por su uso. Algunos parámetros, como el análisis de los cambios de la vena cava inferior durante el ciclo respiratorio, para predecir respuesta a volumen, u otras más complejas con el Doppler, como la medición de velocidades y la integral tiempo/velocidad (ITV) del flujo en el tracto de salida del ventrículo izquierdo (VI), han demostrado también su valor en la predicción a retos de volumen, o más útil aún en la medición del GC y otras medidas, como función Igualmente, los cambios de la presión sistólica con el ciclo respiratorio dados por la interacción corazón-pulmón permiten calcular la variación del volumen sistólico (VVS) y predecir la posibilidad de respuesta o no a líquidos. Para esto se requieren pacientes con ritmo sinusal, en ventilación mecánica, con tórax cerrado y válvula aórtica competente. A continuación se analiza la funcionalidad de algunos de estos dispositivos para así tener una mayor validación clínica, con el fin de lograr un estándar en el manejo hemodinámico. Encontramos dos tipos de ellos en este grupo, basados en la necesidad de calibración externa: Calibración no requerida FloTrac-Vigileo, de Edwards Lifesciences. La medición del gasto cardiaco se fundamenta en el fenómeno de windkessel (bomba de aire en alemán). Durante la diástole, el retroceso elástico de las arterias actúa como una segunda bomba, influyendo en la diferencia de pulso. Requiere la desviación estándar de la presión arterial, la cual se obtiene con el análisis de la curva durante 20 segundos, haciendo 100 mediciones por segundo. Posteriormente utiliza otros parámetros de la curva arterial, así como la frecuencia de pulso y los parámetros demográficos del paciente, de acuerdo con el modelo de Longewouters, para optimizar la estimación de la distensibilidad aortica. Los inconvenientes que se tenían en relación con la administración de vasopresores o vasoplegia se modificaron en su última versión. LiDCOrapid, de LiDCO. Este se basa, a diferencia del FloTrac-Vigileo, en el principio de conservación de la masa. Utiliza los cambios pulsátiles de la curva de presión arterial del volumen sistólico. La dilución de litio, que sí requiere el LiDCO y obliga a hacer calibración, se ha sustituido por la integración de los datos biométricos del paciente con normogramas que fueron previamente validados, y permiten estimar el GC de manera continua, ayudando a calcular la distensibilidad arterial. Aplicación del ultrasonido transtorácico durante el perioperatorio. CORTESÍA SCARE sistólica o diastólica del VI, función del ventrículo derecho, presiones de la arteria pulmonar, etc. Se ha demostrado cómo la utilización del ultrasonido ha orientado el manejo de líquidos, inotrópicos y conductas quirúrgicas, pero siempre se resalta la importancia de lograr un entrenamiento óptimo, de acuerdo con las recomendaciones actuales de las sociedades que lideran este entrenamiento. Doppler esofágico Esta sonda Doppler introducida por vía oral o nasal analiza la velocidad del flujo sanguíneo de la aorta descendente, determina el volumen sistólico con el producto de la distancia sistólica de la velocidad del flujo y el área del nivel de medición de la aorta. Algunos inconvenientes descritos en relación con la inclinación de las ondas de ultrasonido y el sentido del f lujo sanguíneo han tratado de ser corregidos mediante normogramas con datos biométricos del paciente. Análisis de la onda de pulso El análisis integral del área bajo la curva de presión de la línea arterial (radial o femoral) calcula el volumen sistólico (VS) y al multiplicar por la frecuencia cardiaca determina el GC.


EH_OctNov15
To see the actual publication please follow the link above