EHOctNov2015_16

EH_OctNov15

GINECOOBSTETRICIA www.elhospital.com 15 la presencia de sangre y contenido intestinal. Las DWI pueden proporcionar información sobre el carácter de los tejidos y ayudan a diagnosticar neoplasias y enfermedades de origen inflamatorio. Las indicaciones más comunes de anomalías físicas para RM fetal incluyen lesiones quísticas pulmonares, del tracto genitourinario (TGU), del tracto gastrointestinal (TGI) e intraabdominales. A continuación nos ocuparemos del papel de la RN en el diagnóstico de estas anomalías. Enfermedad pulmonar Los pulmones normales del feto tienen intensidad de señal alta moderadamente homogénea en las imágenes potenciadas en T2. A medida que avanza la maduración, los pulmones fetales muestran aumento en el volumen y en la intensidad de la señal T2, a una velocidad predecible. Las masas de tórax congénitas más comunes incluyen la malformación adenomatoidea quística congénita (CCAM, por su sigla en inglés), el secuestro pulmonar o el enfisema lobar congénito. Todas ellas demuestran una lesión ocupando espacio de señal alta T2 y se diferencian fácil del parénquima pulmonar normal. Sin embargo, su apariencia en la RM muestra superposición considerable. En el secuestro pulmonar, el pulmón afectado aparece como una masa homogénea de señal de alta intensidad con márgenes bien demarcados. Las lesiones CCAM son también masas con una señal de alta intensidad. Se clasifican de acuerdo a si las lesiones son microquísticas o macroquísticas: la lesión tipo I contiene quistes grandes; la lesión tipo II contiene mayor número de quistes de tamaño pequeño a moderado; la tipo III, también llamada CCAM microquística no contiene quistes aparentes, lo cual la hace indiferenciable del secuestro pulmonar. En este caso, identificar una arteria nutricia visible proveniente de la circulación sistémica es crucial para sugerir el diagnóstico de secuestro. Las imágenes de seguimiento pueden proporcionar también información importante para diagnosticar estas lesiones, puesto que el secuestro pulmonar puede resolverse espontáneamente (Figura 2) 2, mientras que el efecto de masa tipo I CCAM puede progresar y ocasionar óbito o distrés fetal. La hernia diafragmática congénita (HDC) puede ser bilateral en el tórax, pero más frecuentemente ocurre en el aspecto posterior del hemidiafragma izquierdo. La RM multiplanar pudo demostrar la integridad del diafragma y también el contenido abdominal herniado dentro del tórax. En las imágenes estáticas, las asas llenas de fluido o de meconio pueden ser tomadas erróneamente por masas quísticas del tórax. La secuencia 2D FIESTA puede mostrar la peristalsis del asa intestinal haciendo posible así la diferenciación. El desarrollo pulmonar del feto es un importante factor pronóstico. El


EH_OctNov15
To see the actual publication please follow the link above