EH 71 4 P24

EH_AgoSep_15

ECRI INSTITUTE www.elhospital.com 23 Encuentre este artículo en www.elhospital.com Busque por: EH0815MONUNO Para detectar en forma constante la señal del corazón fetal, el clínico posiciona el transductor y lo asegura con una correa en el abdomen de la madre. Un gel especial facilita el acoplamiento acústico eficiente del transductor con el abdomen. Cuando el feto, la madre o el transductor se mueven, la señal se puede debilitar, y puede requerir que el transductor se reposicione o que se aplique gel adicional. Con el método convencional, la FCF se calcula mediante la medición de la temporización de los picos en la señal Doppler. Los monitores utilizan ahora la autocorrelación, que construye un patrón a partir de la señal Doppler recibida. Cuando se recibe una nueva señal de la FCF, esta se compara con la señal anterior, y la presentación y el registro gráfico de la FCF se actualizan. Si la señal recibida es un artefacto o ruido, no se correlacionará con la forma de onda de la FCF anterior. Por lo tanto, el procesamiento de autocorrelación reduce los artefactos ajenos a la señal y de ese modo selecciona con mayor precisión las ondas ref lejadas que representan la FCF. Los monitores intraparto cuentan con medios de monitorización tanto interna como externa de la FCF. La monitorización ECG directa (interna) se realiza al colocar un electrodo en espiral directamente en el cuero cabelludo del feto después de la ruptura del saco amniótico. Luego la señal ECG se amplifica, y el intervalo entre los picos de la onda R se calcula y convierte en latidos por minuto (lpm). Este método reduce el registro de movimientos extraños que se experimentan con los métodos indirectos (externos), aunque, a diferencia de estos últimos, presenta riesgos para la madre y el feto (véase Problemas reportados). Hay disponibles unidades que pueden monitorizar en simultáneo las frecuencias cardíacas de gemelos de manera no invasiva, mediante el uso de dos transductores de ultrasonido o con un transductor de ultrasonido y un electrodo ECG en espiral. Además, algunos modelos recientes permiten la monitorización invasiva simultánea de gemelos. Una unidad permite controlar trillizos usando tres transductores de ultrasonido, mientras que otra vigila trillizos con dos transductores de ultrasonido y un electrodo en espiral. Algunas pueden detectar cuando ambos canales reciben la misma señal de la FCF y la frecuencia cardíaca materna (FCM) y alertar al usuario para que los transductores sean reposicionados. Para la monitorización simultánea de la FCF y la FCM, el transductor de ultrasonido detecta la FCF y un cable ECG estándar de la paciente obtiene la FCM. Lea la segunda parte en la próxima edición.


EH_AgoSep_15
To see the actual publication please follow the link above