EH 71 4 P17 F

EH_AgoSep_15

16 administración por Ángela Andrea Castro* agosto - sept. / 2015 Financiación de equipos médicos, una solución inteligente el 2014 parece no haber sido el mejor de los años para la industria de dispositivos médicos. De acuerdo con un reporte de la firma Kalorama 1, el año anterior el sector registró un promedio de crecimiento de 3%, mucho menor del estimado, y fue valorado en USD 361.000 millones. Las expectativas hacia el futuro no son más optimistas. Al 2018 se estima que el mercado crecerá USD 427.000 millones. El reporte atribuye este conservador estimado a que, por ejemplo, en Estados Unidos 2014 fue el segundo año de recolección de impuestos para dispositivos médicos. En Europa, los retos que implican los reembolsos y la posibilidad de una regulación más restrictiva para estos productos son algunos de los responsables. Por su parte, la economía brasileña se ha ralentizado en el último año, frenando el panorama exportador de la industria en esta región. A todo este escenario se suma que un dólar cada vez más alto, en comparación con las monedas locales, permite que los dispositivos médicos producidos en Estados Unidos sean cada vez más difíciles de adquirir para los clientes latinoamericanos. En este panorama, los proveedores de la industria deben reinventarse y es allí donde quienes tienen el capital para comprar pueden sacar mayor provecho. El Servicio Comercial de Estados Unidos publicó este año una guía2 para sus exportadores de dispositivos médicos, en la que analiza este sector en los principales países del mundo, con miras a identificar las oportunidades comerciales más atractivas para sus compañías locales. Cómo realizar mejores compras Aunque los modelos de financiación y leasing para equipos médicos no han sufrido variaciones en los últimos años, lo que sí ha cambiado es el entorno en el que se negocia. Con una mayor apertura económica de los países latinoamericanos, y la posibilidad de comprar equipos con cero aranceles, los compradores de la región consideran estas nuevas oportunidades para reducir costos. En este sentido, Henry Alonso Nomesque, gerente de desarrollo de negocios de Leasing Corficolombiana, comenta que los beneficios otorgados por los diferentes tratados de libre comercio y, específicamente la disminución de aranceles, van dirigidos al activo que se importe. Esto quiere decir que, independientemente de si el activo es importado de forma directa por el cliente o bajo la modalidad de leasing, este mantiene el beneficio arancelario otorgado. Por su parte, Juan Antonio Sefair, gerente de la empresa Recursos Corporativos, opina que las decisiones de compra basadas en la existencia o no de preferencias arancelarias dependen en gran medida del costo del equipo, ya que, aunque este haya disminuido, no necesariamente los compradores cuentan con el efectivo suficiente para adquirirlos. Así las cosas, el leasing y el crédito financiero siguen siendo una buena opción. Para Nomesque, el leasing es mucho más atractivo porque se orienta a la financiación de activos productivos, lo que permite que se puedan otorgar financiaciones a largo plazo, entendiendo la naturaleza de la actividad que desarrolla el cliente con el activo que se desea adquirir. Explica que en Colombia, con productos como el Leasing Financiero, el cliente paga un canon de arrendamiento para el uso y goce del activo y se pacta una opción de adquisición desde el principio del contrato, la cual bordea el 10% del valor inicial del activo, y esto le permite al usuario quedarse al final con la propiedad. Además, existe el arrendamiento operativo, que le ofrece al cliente la posibilidad de disponer del activo durante el plazo del contrato que se pacte, sin opción de adquisición, lo que permite al final del contrato la restitución del bien o su compra por un valor comercial. Para las figuras anteriores, los bancos y entidades de leasing establecen esquemas de trabajo con los fabricantes de proveedores y equipos médicos que les permiten mantener una comunicación entre las áreas comerciales de las partes con el fin de atender de forma expedita las necesidades de los clientes. De cara a las compras en Estados Unidos, el agente bancario internacional Ex-Im Bank sigue siendo una buena opción, por sus plazos, que pueden llegar a siete años, y pagos semestrales que facilitan el flujo de caja de los clientes. *Comunicadora social y periodista. Máster en periodismo de agencia. Especialista en temas económicos, tecnológicos e industriales. JAKUB JIRSÁK © FOTOLIA Lea una versión ampliada de este artículo con sus referencias en www.elhospital.com Busque por: EH0815FINAN


EH_AgoSep_15
To see the actual publication please follow the link above