EH 71 4 P13

EH_AgoSep_15

12 CARDIOLOGÍA agosto - sept. / 2015 1) Sospecha o confirmación de anomalía congénita: coartación de aorta, cortocircuito izquierda derecha, drenajes anómalos, etc. 2) Control de pacientes con cardiopatías congénitas intervenidas: coartación aórtica, tetralogía de Fallot, trasposición de grandes vasos, etc. Ecocardiografía 3D La ecocardiografía 3D permite la valoración en tiempo real de las estructuras cardiacas desde cualquier punto, de una forma más anatómica y real, asemejándose a la visión del cirujano. Su utilidad se ha demostrado en la evaluación de la anatomía, la función de las cámaras cardiacas, las válvulas y los vasos principales 34-36. La no presunción de fórmulas geométricas de las cavidades cardiacas hace más exacto y reproducible la medición de la función y del volumen. Su limitación es la calidad de la imagen debido a la resolución temporal. En la práctica clínica se puede utilizar la ecocardiografía transtorácica (ETT) 3D para evaluar fundamentalmente la función y los volúmenes cardiacos. Es recomendada por las guías de ecocardiografía, porque presenta una mejor correlación con la cuantificación de función de los ventrículos y volúmenes al compararla con la RMC, y utiliza para ello métodos semiautomáticos que disminuyen su variabilidad. Permite segmentar el ventrículo izquierdo (VI) para acceder a alteraciones regionales de la contractilidad, evaluar la asincronía del VI, y cuantificar el volumen y la función de la aurícula izquierda (AI) 34-36. Con la ecocardiografía transesofágica (ETE) 3D se valoran de forma más precisa las valvulopatías, por la adecuada evaluación de la anatomía valvular, lo cual puede influir en la selección del tipo de intervención, especialmente cuando se trata de la válvula mitral, identificar su etiología y dar con mayor exactitud la posibilidad de reparación en algunos tipos de insuficiencias valvulares 34-36. Con la ETE 3D se pueden evaluar también válvulas protésicas, leak paravalvulares, A la izquierda, ETE 3D de válvula protésica mitral metálica bidisco. A la derecha, Doppler color de múltiples leak periprotésicos. estructuras cardiacas, presencia de endocarditis, origen de trombos, masas cardiacas y sus relaciones espaciales, con mayor exactitud 34-36. Es una herramienta de gran utilidad para monitorizar y guiar el intervencionismo cardiaco, al igual que las cirugías cardiacas, como en la implantación de las válvulas protésicas con una mejor visualización espacial del tracto de salida del VI, que permite valorar con exactitud la orientación espacial y la ubicación de los catéteres y guías, además de la cuantificación del anillo aórtico. Este dato es de gran importancia para la decisión del tamaño de la válvula, lo que puede evitar infraestimaciones o sobrestimaciones que generarían complicaciones como IAo periprotésica. Es también de gran utilidad para guiar la implantación de Mitraclip, en IM y es fundamental en el cierre de comunicaciones interauriculares y de foramen oval con dispositivos percutáneos, al igual que en el de la orejuela izquierda. Además se ha convertido en una herramienta indispensable para el cierre percutáneo de leak paravalvular 35-37. A nivel intraoperatorio visualiza el resultado de las reparaciones mitrales y aórticas. Provee una vista anatómica real del séptum interauricular para orientar la punción transeptal en intervencionismo y en ablaciones. En la valvuloplastia con balón en casos de estenosis mitral permite una mejor visualización de la ubicación del balón y medidas más exactas inmediatamente CORTESÍA DR. JUAN PABLO FLÓREZ M. después de la intervención 35, 37. Es, en general, una herramienta complementaria al ecocardiograma 2D, con uso cada vez más difundido y necesario. En algunas condiciones, como el intervencionismo cardiaco, es prácticamente indispensable. Speckle-tracking Se ha demostrado que la evaluación de la deformación miocárdica por ecocardiografía speckle tracking (STE) proporciona información única sobre la función ventricular regional y global. Se utiliza para la evaluación de la mecánica del miocardio, la enfermedad isquémica del corazón, las miocardiopatías, la disfunción del VI sistólica y diastólica, la detección de disfunción miocárdica subclínica, las enfermedades de depósito miocárdico y en aquellos con valvulopatías severas asintomáticas puede ayudar a la toma de decisiones terapéuticas 38, 39. El STE se basa en el seguimiento durante el ciclo cardiaco de marcadores acústicos ecocardiográficos. El strain longitudinal global (SLG) es el tipo de deformación más reproducible y permite valorar la función sistólica de los ventrículos. También se pueden medir el strain circunferencial, radial, twist, torsión y otros parámetros 38, 39. Una limitación a su uso en la práctica clínica habitual ha sido la variabilidad existente entre las diferentes marcas de equipos, debido a las diversas formas de cálculo 34. El SLG es el parámetro óptimo para


EH_AgoSep_15
To see the actual publication please follow the link above