Page 41

EH Junio -Julio 2015

suplemento colombia MEDICINA INTERNA - NEFROLOGÍA www.elhospital.com C3 urémico atípico, que hasta hace tres años Avances en el manejo de la insuficiencia renal crónica en Colombia el registro actual de cuentas de alto costo colombianas, al igual que las cifras regionales y mundiales, demuestran un aumento en el número de pacientes que necesitan tratamiento sustitutivo renal. Más de 24.000 colombianos precisan de éste en cualquiera de las tres modalidades; cerca de 22.000 pacientes en terapia de diálisis y 2.000 con trasplante renal activo. La enfermedad renal se asocia con causas primarias relacionadas con patologías exclusivamente renales o secundarias, es decir sistémicas, como la diabetes mellitus y la hipertensión © El Hospital arterial. Estas dos últimas, causan el 65% del total de padecimientos renales entre los pacientes de más de 40 años de edad; suponen la primera causa primaria de diálisis y por lo general al inicio son asintomáticas. Dada su alta prevalencia y falta de control, hay aumento en la incidencia en la enfermedad renal crónica terminal y pre-terminal. Cerca del 30% de los pacientes en diálisis son diabéticos y el número aumenta cada año. Además, el envejecimiento y el incremento de la asistencia médica han hecho que la población tenga mayor prevalencia de procesos crónicos. El costo de las terapias es elevado y supone gran morbilidad, pérdida de calidad de vida y retirada temprana del mercado laboral. Por estas razones, la enfermedad renal terminal es un problema sanitario y social de primera magnitud. Para comenzar en estadios precoces el tratamiento adecuado y evitar o disminuir la progresión, se han iniciado en el país, en los cuatro últimos años, programas poblacionales de identificación de patologías que potencialmente pudieran desarrollar padecimiento renal. El desarrollo de la enfermedad renal es de difícil control. Existen un millón de unidades celulares donde se generan los fenómenos de filtración, como son las nefronas. Una lesión superior al 70% de las mismas provoca enfermedad renal y en general desencadena un proceso de inflamaciones y fibrosis. Las causas de inflamación pueden ser de todo tipo y, una vez que se han producido los fenómenos de fibrosis, se debe intentar evitar su progresión. Por ejemplo, desde hace poco tiempo se comercializa en Colombia el Eculizumab, un anticuerpo que bloquea la hiperactivación de la coagulación de uso en pacientes con una patología extraña como es el síndrome hemolítico Antonio Cabezas Martin-Caro, MD* TYLE R OLSO N © FOTOLIA


EH Junio -Julio 2015
To see the actual publication please follow the link above