Page 22

EH Abril -Mayo 2015

Publireportaje Logrando una RCP de alta calidad Finalmente, la fracción de compresión torácica, o FCT, cuantifica el porcentaje de tiempo en que las compresiones del tórax están siendo realmente suministradas durante la reanimación. La FCT recomendada es > 80%. La minimización de los factores que interrumpen las compresiones ayuda a mejorar significativamente esta cifra. Obteniendo mejores desenlaces Los datos de los proveedores de SME de Arizona y de un centro médico universitario de California demuestran que la RCP de alta calidad salva vidas. En el ámbito prehospitalario, al combinar el entrenamiento especializado y la tecnología de ZOLL se logró una supervivencia al alta de más del doble.3 Y en la Universidad de California, en San Diego, la supervivencia después de un paro cardíaco intrahospitalario se duplicó del 21% al 42% en las salas de pacientes; y en la unidad de cuidados intensivos, la supervivencia al alta aumentó del 23% al 32%.5 Herramientas que mejoran el desempeño de la RCP Incorporando el exclusivo CPR Dashboard™, los desfibriladores de ZOLL están diseñados para apoyar a los proveedores de atención sanitaria durante todo el evento cardíaco. Toda la infor mación necesaria para llevar a cabo una RCP de alta calidad aparece claramente en la pantalla del desfibrilador. Representaciones en tiempo real de la profundidad y de la frecuencia de la RCP, al igual que indicadores de la liberación de la compresión, se visualizan fácilmente. Con un temporizador de inactividad de la RCP, los reanimadores saben exactamente cuánto tiempo ha estado el paciente sin compresiones. La tecnología See-Thru CPR® de ZOLL filtra el artefacto de compresión para que el ritmo cardíaco subyacente del paciente se pueda visualizar durante la RCP con el fin de minimizar la duración de las pausas en las compresiones. Suministrar RCP de alta calidad es difícil. Pero es fácil ver que cuando se trata de ayudarle a proporcionar la mejor RCP posible, nadie le ofrece tanto como ZOLL. L a Declaración del Consenso de la Asociación Americana del Corazón (AHA, por su sigla en inglés, American Heart Association) del 2013 sobre la calidad de la RCP es una declaración enérgica que reitera que la administración de RCP es el factor único más importante que puede determinar si un paciente sobrevivirá a un paro cardíaco. Los autores definen adicionalmente la RCP de alta calidad como: • Frecuencia entre 100 y 120 • Profundidad de más de 5 cm. • Liberación rápida y sin apoyo • Fracción de RCP superior al 80%. Los estudios muestran que los reanimadores son a menudo incapaces de administrar una RCP de alta calidad. Hasta hace poco, la tecnología para ayudar a los profesionales de la salud a suministrar RCP era prácticamente inexistente. Según la declaración, “... podría decirse que el monitoreo de la calidad de la RCP es uno de los avances más significativos en la práctica de la reanimación en los últimos 20 años y que debe ser incorporado en cada reanimación y en cada programa de reanimador profesional”. En los sistemas que han integrado nuevas tecnologías y se han centrado en mejorar su calidad de RCP, tanto dentro como fuera del hospital, las tasas de supervivencia de un paro cardíaco súbito se han duplicado, o incluso triplicado.2-4 1 Meaney PA, et al. Circulation. June 25, 2013: e-pub ahead of print. 2 Bobrow BJ, et al. Ann Emerg Med. 2013 Jul;62(1):47–56.e1. Epub 2013 Mar 7. 3 RE Sell, et al. Circulation. 2009; 120 (18 Supplement): S1441 4 Davis, DP. A New Algorithm for CPR Training. Medcom Trainex CEU program. 2012. Copyright © 2015 ZOLL Medical Corporation. All rights reserved. Code-Ready, CPR Dashboard, Impact, See-Thru CPR, X Series, and ZOLL are trademarks or registered trademarks of ZOLL Medical Corporation in the United States and/or other countries. All product names are the property of their respective owners. Más información ZOLL Medical Corporation www.zoll.com/seedouble La RCP de alta calidad requiere la adherencia a parámetros bien definidos Si la frecuencia es demasiado lenta, el corazón se llenará de sangre, pero no será capaz de movilizarla para mantener una circulación efectiva hacia el cerebro y otros órganos. Si es demasiado rápida, el corazón no se llenará suficientemente. Del mismo modo, si las compresiones son demasiado superficiales, no será posible generar el flujo sanguíneo crítico necesario para suministrar sangre oxigenada al corazón y al cerebro. Durante la RCP, el reanimador tiene que “despegarse” del pecho para que el corazón pueda volverse a llenar de sangre venosa antes de la siguiente compresión con el fin de maximizar el volumen de sangre expulsado con cada compresión. Sin embargo, los estudios muestran que los reanimadores frecuentemente se apoyan en el tórax del paciente, impidiendo el retorno completo a la posición inicial.


EH Abril -Mayo 2015
To see the actual publication please follow the link above