Page 16

EH Abril -Mayo 2015

14 CARDIOLOGÍA Y ANGIOLOGÍA abilr - amyo / 2015 La claudicación intermitente de los miembros inferiores es un síntoma que puede manifestarse en múltiples patologías, con la aterosclerosis como la etiología más prevalente. CLIPAREA.COM © FOTOLIA producida por vasculitis arterial. Dentro de estas se encuentran la arteritis de Takayasu, de células gigantes (ACG) y la enfermedad de Behcet. 1-2. En la ACG hay una arteritis granulomatosa en los vasos de mediano y gran calibre de los miembros inferiores. Es más común en mujeres mayores de 50 años de edad, con una prevalencia estimada de 15 a 33 personas por 100.000 habitantes. Se relaciona con un diagnóstico previo de arteritis temporal, y progresa rápido a isquemia crítica. Cerca del 6% al 16 % de los pacientes con ACG de los miembros inferiores requieren la amputación de una extremidad, por lo que es prioritario su pronto diagnóstico y tratamiento. Para ello son útiles los marcadores de la inflamación, y el US dúplex, con el cual se puede observar el adelgazamiento del calibre arterial o el signo del halo característico de edema de pared. Se trata con esteroides, aspirina y en algunos casos con metotrexate y quirúrgicamente con bypass del segmento estenótico. 5 La claudicación intermitente en deportistas de alto rendimiento, principalmente ciclistas, se debe a la limitación del flujo sanguíneo de los miembros inferiores. Es la endofibrosis ilíaca, la cual afecta del 10% al 20% de este tipo de ciclistas, quienes presentan fibrosis de la capa íntima arterial sin evidencia de calcificaciones. Para su diagnóstico se requiere de una historia clínica detallada, examen físico, US dúplex y TCA. La endarterectomía ilíaca y la angioplastia resuelven los síntomas en el 85% de los pacientes. 2 Las condiciones neurológicas asociadas a claudicación intermitente se originan por la estenosis del canal medular y la compresión de la cauda equina, de etiología congénita o adquirida. La estenosis medular adquirida degenerativa es más frecuente que la congénita y se relaciona con múltiples enfermedades sistémicas, en especial endocrinopatías, artritis reumatoidea e infecciones. Los síntomas más comunes son claudicación de los miembros inferiores o del pie, dorsalgia, y en un tercio de los pacientes parestesias y disminución de la fuerza. La TC y la RM son indispensables para su diagnóstico. Además, la electromiografía es útil para confirmar el diagnóstico. 1-2 El síndrome compartimental crónico es otra de las causas de claudicación intermitente no aterosclerótica. Es común en atletas hombres, en quienes hay aumento de la presión del compartimiento muscular que genera un compromiso vascular y dolor secundario a isquemia. Aunque la historia clínica es esencial para su diagnóstico, también lo es la RM, la cual ha mostrado una mayor sensibilidad y especificidad que la medición de las presiones intracompartimentales. 2-3 Se trata de manera conservadora, y cuando es severa se debe realizar fasciotomía. Conclusiones La claudicación intermitente de los miembros inferiores es un síntoma clínico que se puede manifestar en múltiples patologías, dentro de las cuales la aterosclerosis es la etiología más prevalente. Sin embargo, diagnósticos alternativos deben ser considerados en aquellos pacientes sin factores de riesgo cardiovasculares, menores de 50 años de edad, deportistas, o con sospecha de enfermedad sistémica de origen inflamatorio. Es importante mencionar que solo desde 1998, con el surgimiento de la TC multidetector, ha sido posible la evaluación de los vasos sanguíneos de gran y mediano calibre de forma no invasiva. De la misma manera, aplicaciones en medicina nuclear a través del PET han permitido la confirmación de la sospecha diagnóstica de EAPNA. El desarrollo exponencial en las imágenes diagnósticas constituye una gran ventaja a nivel clínico, no solo en la determinación de un diagnóstico oportuno, sino también en procesos de seguimiento y prevención. *Médica de la Universidad de La Sabana, de Bogotá, Colombia. Máster en Investigación en Farmacología Clínica de la Universidad Alcalá de Henares de Madrid, España. En la actualidad es Clinical Research en Vrij Universiteit, Reade, Amsterdam, en Holanda. Referencias 1 Weinberg I.; Jaff M. Nonatherosclerotic Arterial Disorders of the Lower Limbs, Circulation, 2012;126:213-222.2 Apigian A., Landry G., Oregen P. Basic Data Underlying Decision Making in Nonatherosclerotic Causes of Intermittent Claudication. Ann Vasc Surg., 2015;29:138-153. 3 Nitschke, Y., Baujat, G., Botschen, U. et al, Generalized Arterial Calcification of Infancy and Pseudoxanthoma Elasticum Can Be Caused by Mutations in Either ENPP1 or ABCC6. Am J Hum Genet. 2012;90:25–39. 4 López Rowe V. Peripheral Arterial Occlusive Disease Clinical Presentation. Article Last Updated: Jan 2, 2008. Medscape. http/emedicine.medscape. com/article/460178. 5 Weyand CM, Goronzy JJ. Medium- and Large Vessels Vasculitis. N Engl J Med. 2003 Jul 10;349(2):160-9. 6 Borja A., Pinero A. Nuevas Técnicas de Imagen para la Cuantificación de la Carga Aterosclerótica Global, Rev Esp Cardiol. 2007;60:299-309. DOI: 10.1157/13100282 Encuentre este artículo en www.elhospital.com Ingrese y busque por: EH0415CLAU


EH Abril -Mayo 2015
To see the actual publication please follow the link above