Page 27

EH Feb/Mar'15

ECRI INSTITUTE www.elhospital.com 25 tanto, los componentes eléctricos de las camas de maternidad deben estar protegidos contra la copiosa cantidad de fluidos presentes durante el parto. En dos incidentes reportados por separado, las pacientes recibieron choques eléctricos en las piernas con un modelo particular de cama de parto, que desde entonces se descontinuó. Después del segundo incidente, el ECRI Institute llevó a cabo una investigación, que reveló la presencia de corrosión en las terminales eléctricas y líquido amniótico dentro de la caja de controles. Se encontró que, muy probablemente, en una terminal de voltaje activo dentro de la caja de controles se generó una corriente errática, que fue conducida hacia la paciente mediante el fluido presente en la caja, las sábanas y la cubierta del colchón. Al colocar a la paciente en el área de soporte de las piernas, se completó el circuito y la corriente viajó a tierra, a través del marco de la cama. Luego del percance, el fabricante modificó el diseño de la cama, e incorporó una barrera protectora permanente antifluidos sobre la sección interior de la caja de controles. Consideraciones para la compra Las recomendaciones para los requerimientos mínimos de desempeño de las camas de parto se pueden consultar directamente con el ECRI Institute. Ciertas características son necesarias para el funcionamiento apropiado de estos dispositivos. Por ejemplo, se recomienda que la cama disponga de una cabecera removible, para tener fácil acceso a la cabeza de la paciente, si surge la necesidad. También se requieren soportes para las piernas de la paciente y la sección de los pies debe ser removible para facilitar el proceso del nacimiento. Las características que mejoran la conversión de una cama tradicional en una para trabajo de parto activo son beneficiosas. La altura de la cama debe ser ajustable en un intervalo mínimo de 55,9 a 101,6 cm (22 a 40 pulgadas); en ciertas situaciones puede ser preferible un rango mayor. Las ruedas deben tener por lo menos 12,7 cm (5 pulgadas) de diámetro para sobrepasar con facilidad pequeños obstáculos que se pueden encontrar durante el transporte. Debe contar por lo menos con dos frenos, situados diagonalmente entre sí. También se recomienda una bandeja de drenaje extraíble, para recoger fluidos. Otras consideraciones Al adquirir una cama de parto, los compradores deben considerar la variedad de posiciones, la calidad de la construcción y la confiabilidad de los mecanismos, el historial de servicio de la unidad y la facilidad de uso (por ejemplo, el acceso de la paciente a los dispositivos de control, la facilidad de operación de los mismos y la maniobrabilidad de la cama). También son beneficiosas las características y funciones que mejoran el posicionamiento de la paciente (por ejemplo, aquellas que evitan que se deslicen fuera de lugar, que no tengan partes en las que se utilice cadmio, mercurio, asbesto, PCB, PVC o CFC. Las camas deben ser de acero, plástico y con componentes electrónicos reciclables. Estado de desarrollo Las camas de parto se han usado desde mediados de la década del 70. Aunque su popularidad ha aumentado con el surgimiento de los centros de maternidad, y se ofrecen nuevas opciones de almohadas y colchones, poco ha cambiado su diseño básico. La mayoría de los modelos recientes tienen botones eléctricos de control marcados con símbolos que indican su función. Los símbolos pueden superar las barreras del idioma y son más eficaces que las palabras para las pacientes que Son beneficiosas las características y funciones que mejoran el posicionamiento de la paciente (por ejemplo, aquellas que evitan que se deslicen fuera de lugar, o la asistencia eléctrica para colocarlas en una mejor posición)" o la asistencia eléctrica para colocarlas en una mejor posición). Debido a que con el tiempo los costos de inspección y mantenimiento pueden exceder el precio de compra (algunas veces se multiplican por tres o más), los compradores han de considerar también los gastos de mantenimiento y la disponibilidad de soporte y repuestos del fabricante. Consideraciones ambientales Las instituciones deben tener en cuenta a los fabricantes de camas de parto que ofrecen programas de devolución de componentes, tales como el marco y el colchón. Estos programas pueden reducir los costos del final de la vida útil para la institución. Son deseables las camas hechas de materiales reciclables y libres de toxinas, ya que contribuyen con el medio ambiente y son más seguras para la(s) paciente(s). Las instituciones deben buscar camas tienen mala visión o no saben leer. Muchas camas incluyen características convenientes para los clínicos que facilitan su conversión a una configuración para trabajo de parto activo o ayudan al posicionamiento adecuado de la paciente. Bibliografía ECRI Institute. Beds, electric inspection and preventive maintenance procedure. BiomedicalBenchmark. Procedure no. 402-20081015- 01. Inspection and preventive maintenance—don’t forget the nuts and bolts. hazard report Health Devices 19Mar;27(3):116-7. Obstetrics and neonatal care. Technology Review 1996 Jan; 4. Johnson TR, Repke JR, Paine LL. Choosing a birthing bed to meet everyone’s needs. Contemp Ob Gyn 1987 Oct special issue;28:70-3. Traducido del inglés al español por Myriam Frydman, MD Encuentre este artículo en www.elhospital.com Ingrese y busque por: EH0215CAMAS


EH Feb/Mar'15
To see the actual publication please follow the link above