Page 24

EH Feb/Mar'15

22 GINECOLOGÍA Y OBSTETRICIA efbeorr - marzo / 2015 procesos infecciosos han sido descritos hasta 50 días posteriores al procedimiento 9. La lesión térmica más frecuente es la intestinal, seguida de sepsis. Entre los reportes de muerte asociada al procedimiento figuran causas por sepsis, embolia pulmonar, y aproximadamente 8% de los casos ocurren por no seguir las recomendaciones para el uso de la técnica escogida 9. Con respecto a las complicaciones tardías, las más frecuentes son hematómetra, infección de aparición tardía, embarazo, retraso en el diagnóstico de cáncer de endometrio y síndrome posligadura de trompas 9. Cuando se tienen tantas técnicas, la única manera de poder compararlas es por medio del meta-análisis. Desde el desarrollo de las mismas hasta la actualidad se han reportado varios de ellos, revisando a la par técnicas de primera y segunda generación, y de segunda generación entre sí. Al contrastar diferentes procedimientos se encuentra que las ablaciones endometriales con radiofrecuencia y con microondas son más efectivas que las ablaciones con balón térmico y con líquido libre. En el mismo estudio se concluye también que las técnicas de segunda generación descritas anteriormente son más efectivas que las de primera, como la ablación de rollerball o láser. Sin embargo, no hay suficiente evidencia para recomendar las de segunda generación 10. En relación con la histerectomía, algunos estudios sugieren que a largo plazo el costo-efectividad al realizar este procedimiento es mayor cuando se compara con implantes de Levonorgestre (LNG) o con métodos de ablación de primera y segunda generación. Sin embargo, las formas de medición del “costo-efectividad” deben ser valoradas en otros contextos con la individualización de cada paciente 11. De cualquier manera, la ablación endometrial es una alternativa importante en el tratamiento de la hemorragia uterina abundante, y cuando se tienen la indicación y los medios, se debe considerar su uso. *Ginecólogo y obstetra egresado de la Universidad del Rosario, de Bogotá, Colombia. Especialista en endocrinología ginecológica y laparoscopia. Máster en menopausia. Bibliografía 1. Hoaglin DC1, Filonenko A, Glickman ME, Wasiak R, Gidwani R. Use of mixed-treatment-comparison methods in estimating efficacy of treatments for heavy menstrual bleeding. Eur J Med Res., 2013 Jun 21;18:17. doi: 10.1186/2047-783X-18-17. 2. Pérez Agudelo LE. Hemorragia uterina anormal: enfoque basado en evidencias. Revisión sistemática. Revista Med, 2007; 1568-79. Disponible en: http://www.redalyc.org/articulo. oa?id=91015109. 3. Munro MG, Critchley HOD, Fraser IS, for the FIGO Menstrual Disorders Working Group. The FIGO classification of causes of abnormal uterine bleeding in the reproductive years. Fertil Steril, 2011; 95(7): 2204-2208. 4. Farquhar C, Brown J. Oral contraceptive pill for heavy menstrual bleeding. Cochrane Database Syst Rev. 2009 Oct 7; (4): CD000154. doi: 10.1002/14651858.CD000154.pub2. 5. Lethaby A, Irvine GA, Cameron IT. Cyclical progestogens for heavy menstrual bleeding, Cochrane Database Syst Rev. 2008 Jan 23; (1): CD001016. doi: 10.1002/14651858.CD001016. pub2. 6. Lethaby A, Farquhar C, Cooke I. Antifibrinolytics for heavy menstrual bleeding. Cochrane Database Syst Rev. 2000; (4): CD000249. 7. Lethaby A, Cooke I, Rees M. Progesterone or progestogen, releasing intrauterine systems for heavy menstrual bleeding. Cochrane Database Syst Rev. 2005 Oct 19; (4): CD002126. 8. Ganz ML, Shah D, Gidwani R, Filoneko A, Su W, Pocoski J, Law A. The cost-effectiveness of the levonorgestrel-releasing intrauterine system for the treatment of idiopathic heavy menstrual bleeding in the United States. Value Health. 2013 Mar-Apr; 16(2): 325-33. doi: 10.1016/j. jval.2012.11.011. 9. Sarah Woods, MD, Betsy Taylor, MD: Global Ablation Techniques. Obstet Gynecol Clin North Am. 2013 Dec; 40(4): 687-95. 10. Daniels JP, Middleton LJ, Champaneria R, Khan KS, Cooper K, Mol BW. Second generation endometrial ablation techniques for heavy menstrual bleedings: network meta-analysis. BMJ. 2012; 344: e2554. 11. Roberts TE, Tsourapas A, Middleton LJ, Champaneria R, Daniels JP, Cooper KG, Bhattacharya S, Barton PM. Hysterectomy, endometrial ablation, and levonorgestrel releasing intrauterine system (Mirena) for treatment of heavy menstrual bleeding: cost effectiveness analysis. BMJ. 2011; 342: d2202. El carcinoma endometrial o hiperplasia es una de las contraindicaciones que se deben tener en cuenta antes de realizar una ablación endometrial. DESIGNUA © FOTOLIA Endometrio normal Hiperplasia endometrial Cuando se piensa en someter a la paciente a una ablación endometrial, con respecto a la clasificación FIGO solo serían candidatas aquellas mujeres en las cuales se descarte una causa neoplásica o las que tengan lesiones susceptibles de ser resecadas por histeroscopia. VON SCHONERTAGEN © FOTOLIA Encuentre este artículo en www.elhospital.com Ingrese y busque por: eh0215ablacion


EH Feb/Mar'15
To see the actual publication please follow the link above