Page 16

EH Ago-Sep 2014

La feria médica internacional FIME 2014 tendrá lugar en el Miami Beach Convention Center de Estados Unidos. Regresa la feria médica internacional FIME 2014 FIME es una de las ferias médicas internacionales más grandes y reconocidas de América. Se celebra anualmente en el Miami Beach Convention Center de Estados Unidos. En su versión 2013 contó con la asistencia de 52.890 visitantes, 76% de ellos provenientes de nuestro continente, 12% de Europa, 8% de África y 4% de Asia y el Pacífico. Este año tendrá lugar del 6 al 8 de agosto próximos y pondrá a disposición de visitantes y expositores 500.000 metros cuadrados de piso de exposición, organizados en cuatro secciones según la categoría del producto que se ofrezca: equipos, tecnología, servicios e insumos médicos. Acudirán expositores de 117 países representados en 6.343 empresas, que presentarán las novedades en tecnología y servicios médicos más importantes a nivel mundial, con quienes los visitantes podrán contactar en aras de establecer vínculos académicos y comerciales. La edición 2014 ha planeado ocho conferencias magistrales dictadas por expertos de talla internacional, donde se tratarán temas como negocios hospitalarios, regulaciones legales en salud (Intermedcon), formación para la reparación de equipos biomédicos (Biomedcon), entrenamiento en ventas y agencias de distribución (Medisalescon), MEDICINA INTERNA Y SUBESPECIALIDADES, PROCEDIMIENTOS ESPECIALIZADOS Por su parte, el Estudio Multicéntrico de Contrapulsación Externa Mejorada (MUST-EECP por su sigla en inglés)7, de finales del siglo pasado pero no por ello menos contundente, documentó también una importante correlación entre la terapia de contrapulsación y el alivio sostenido de los episodios de angina, tanto en intensidad como en frecuencia. Se observó igualmente una importante prolongación del tiempo al cabo del cual se presenta isquemia durante la prueba de esfuerzo de banda sin fin. En este estudio se demostró que el tratamiento está prácticamente desprovisto de efectos adversos y en términos generales, fue bien tolerado por los pacientes. Conclusiones La ECV, y en especial la enfermedad coronaria, son responsables por una enorme porción del gasto en salud de todos los países, sin mayor distinción de raza, cultura o situación socioeconómica. Cada año se esperan entre 25.000 y 75.000 nuevos casos de angina refractaria a tratamiento quirúrgico o médico intensivo en los Estados Unidos. El impacto económico de esta epidemia se estima en entre 20.000 y 50.000 millones de dólares al año, solo en el país del norte3. Con más razón en nuestros países, donde el acceso a tecnología de vanguardia para el manejo de la enfermedad coronaria es más complicado, se hace necesario explorar todas las alternativas que la ciencia nos ofrece para atenuar el impacto epidemiológico –y principalmente humano– de la enfermedad. No es concebible que en pleno siglo XXI se sigan presentando casos de pacientes con enfermedad coronaria que luego de tímidas intervenciones, son etiquetados como intratables y abandonados a su propia suerte, enfrentándose a una lenta muerte con todas las manifestaciones propias de la isquemia miocárdica y la falla cardíaca. Los mismos sistemas que huyen de las soluciones de mayor complejidad, por no poder asumir su costo inmediato, corren a la larga con los costos acumulados de la paliación de estos pacientes que en conjunto, alcanzan cifras no despreciables. La evidencia actual apunta a que la terapia de contrapulsación externa tiene todos los fundamentos para mejorar la circulación coronaria y la oxigenación del miocardio, disminuir la carga de trabajo del corazón y postergar considerablemente el advenimiento de una insuficiencia cardíaca franca, con todo lo que ello implica. Llama la atención entonces el hecho de que esta tecnología solo parece estar disponible en los centros más especializados de la región, pese a que en comparación con otras modalidades de tratamiento de la enfermedad coronaria, su costo es exiguo. Hace falta entonces que tanto los profesionales especializados como los gerentes y administradores de los sistemas de aseguramiento –públicos y privados– aprendan a reconocer las bondades de la contrapulsación y la incluyan en sus portafolios. *Médico director de contenido y editor titular de El Hospital Referencias 1. Edgar Hernández-Leiva, Epidemiología del síndrome coronario agudo y la insuficiencia cardiaca en Latinoamérica, Rev Esp Cardiol. 2011;64(Supl 2):34-43, http://www.revespcardiol.org. 2. Soran O, Crawford LE, Schneider VM, Feldman AM (March 1999). “Enhanced external counterpulsation in the management of patients with cardiovascular disease”. Clin Cardiol 22 (3): 173–8. 3. Manchanda A, Soran O (October 2007). “Enhanced external counterpulsation and future directions: step beyond medical management for patients with angina and heart failure”. J. Am. Coll. Cardiol. 50 (16): 1523–31. 4. Soran O1, Kennard ED, Kfoury AG, Kelsey SF; IEPR Investigators. Two-year clinical outcomes after enhanced external counterpulsation (EECP) therapy in patients with refractory angina pectoris and left ventricular dysfunction (report from The International EECP Patient Registry). Am J Cardiol. 2006 Jan 1;97(1):17-20. Epub 2005 Nov 2. 5. Soran O, Kennard ED, Kelsey S, et al.: Enhanced external counterpulsation as treatment for chronic angina in patients with left ventricular dysfunction: a report from the International EECP Patient Registry (IEPR). Congestt Hear Fail 2002, 6:297- 302, 312. 6. Soran O, Fleishman B, Demarco T, et al.: Enhanced external counterulsation in patients with heart failure: a multicenter feasability study. Congest Heart Fail 2002, 8:204-208, 227. 7. Arora RR, Chou TM, Jain D, et al. (June 1999). “The multicenter study of enhanced external counterpulsation (MUST-EECP): effect of ECP on exercise-induced myocardial ischemia and anginal episodes”. J. Am. Coll. Cardiol. 33 (7): 1833–40. Contrapulsación externa mejorada... Foto: MBCC. Encuentre este artículo en elhospital.com Busque: eh0814EECP industria de tecnolo gía médica , salud pública y sistemas de salud 14 agosto - septiembre / 2014 www.elhospital.com


EH Ago-Sep 2014
To see the actual publication please follow the link above