Page 27

EH Jun-Jul 2014

solicitar descripciones detalladas del sistema, planes de instalación, interfaces, capacitación, mantenimiento, políticas de actualización, criterios de aceptación y políticas de pago. Además, la SDP deberá proporcionar una descripción de las necesidades de la institución, incluyendo el número de salas que se deben cablear, el número de interfaces de monitores fetales y maternos requeridas, el número de estaciones de trabajo para vigilancia, el número de estaciones de trabajo móviles y de entrada de datos, y las necesidades de archivo. Para que un OBDMS sea utilizado en forma efectiva, éste deberá interconectarse con los sistemas de información adecuados y existentes en la institución. Las instituciones deberán tener en cuenta quién suministra los sistemas de información en salud (HIS) adicionales; lo cual garantizará que el equipo comprado sea compatible mecánica y electrónicamente con los sistemas existentes. Además, el sistema deberá ser fácilmente expandible y actualizable sin que su desempeño resulte afectado (p. ej., el tiempo de respuesta). Los hospitales deberán evaluar las capacidades que se requieren para su red de atención sanitaria y planificar de acuerdo con las necesidades de interconexión y cableado. Las instituciones también deberán tener en cuenta el número de estaciones de trabajo y monitores, incluyendo las estaciones de trabajo y los monitores maternos y fetales remotos y de cabecera, y determinar la necesidad de impresoras, códigos de barras, y dispositivos de entrada. Para las interfaces inalámbricas, el número de transpondedores y las posibilidades de interferencia (p. ej., interferencia electromagnética) también deberán tenerse en cuenta. El servicio de mantenimiento del hardware y del software del computador es una consideración importante y deberá ser discutida con los proveedores potenciales. Los compradores deberán saber quién les prestará el servicio de reparación y mantenimiento del software (incluyendo las actualizaciones, la integridad de la base de datos, y los cambios de programación), así como la localización y los horarios de trabajo de los representantes de servicio. La mayoría de los proveedores ofrecen servicio de soporte telefónico y en línea. La planificación cuidadosa de la instalación es crítica. Puesto que una sala completa puede estar dedicada al hardware, el flujo de aire y el uso de la superficie útil y del cableado deberán diseñarse cuidadosamente. Para la protección contra incendios, los rociadores deben ser reemplazados por sistemas de gas inerte con el fin de evitar daños en el hardware. La adecuación de conexiones entre computadores distantes puede requerir equipos adicionales, incluyendo módems, cables de fibra óptica, y conductos especiales. La adición de equipos especiales puede suponer problemas de diseño y aumentar los costos. Contención de costos La operación de un OBDMS implica cuotas de mantenimiento y gastos operacionales continuos, y el costo de adquisición inicial no refleja con exactitud el costo total de propiedad. Por lo tanto, una decisión de compra deberá basarse en aspectos tales como el costo del ciclo de vida, la estabilidad financiera del proveedor, el soporte local y la facilidad con que el sistema pueda ser integrado con los equipos existentes en el departamento o en el hospital. El ECRI Institute recomienda que para maximizar la capacidad de negociación, los hospitales negocien las tarifas de mantenimiento antes de adquirir el sistema. Los compradores también deberán negociar una cláusula de no obsolescencia o de acceso a alternativas de crecimiento. La mayoría de los proveedores ofrecen sistemas modulares que pueden ser actualizados y expandidos a sistemas más sofisticados, así como planes de crédito para los clientes que hacen actualizaciones dentro de un período de tiempo determinado. Los compradores también deberán cerciorarse de que el entrenamiento para el uso de las aplicaciones esté incluido en el precio de compra del sistema. Algunos proveedores ofrecen programas más amplios de capacitación, locales o distantes, por un costo adicional. Para obtener más información sobre análisis personalizados y asesoría en la decisión de compra, los lectores deberán contactar al Grupo SELECTplus™ del ECRI Institute. Estado de desarrollo Los primeros OBDMS se basaban en sistemas de arquitectura cerrada. En muchos casos, tanto el hardware como el software eran patentados; cualquier cambio o actualización del sistema tenía que provenir del proveedor. Las tendencias de estandarización en la industria informática han impulsado el desarrollo de sistemas de arquitectura abierta para permitir que los proveedores integren su software con hardware y sistemas operativos genéricos Las soluciones de conectividad de dispositivos médicos son importantes al considerar la interoperabilidad entre los OBDMS y los EMR de diferentes vendedores. Adicionalmente, estas soluciones interconectan el OBDMS al sistema de seguridad y monitoreo ADT y a la base de datos del personal (p. ej., al Directorio Activo de Microsoft). Los detalles precisos de cada solución de conectividad variarán con el vendedor; independientemente, las soluciones de conectividad pueden incluir solo un componente de software o componentes patentados tanto de hardware como de software. Bibliografía ECRI. ECRI’s INsight™ obstetrics survey benchmarks facility performance. Health Risk Control 2002;3:The Source:1. Fetal monitoring análisis de riesgos. Healthc Risk Control 1996;4:Obstetrics and neonatal:3. Making connections: integrating medical devices with electronic medical records artículo guía. Health Devices 2012 Apr;41(4):102- 21. Medical records análisis de riesgos. Healthc Risk Control 1996;1:Medical records:1-13. Obstetrical data management systems evaluación. Health Devices 1997 Mar;26(3):84-122. Obstetrical liability: an overview análisis de riesgos. Healthc Risk Control 2001;4:Obstetrics and neonatal:1. Retaining electronic monitoring records análisis de riesgos. Healthc Risk Control 1996;5:Medical records:1. The buzz on HIPAA: how HIPAA will affect the electronic transmission of health information. Health Devices 2000 Dec;29(12):472-6. Eden KB, Messina R, Li H, et al. Examining the value of electronic health records on labor and delivery. Am J Obstet Gynecol 2008 Sep;199(3):307.el-9. George J, Bernstein PS. Using electronic medical records to reduce errors and risks in a prenatal network. Curr Opin Obstet Gynecol 2009 Dec;21(6):527-31. Haberman S, Feldman J, Merhi Zo, et al. Effect of clinical-decision support on documentation compliance in an electronic medical record. Obstet Gynecol 2009 Aug;114(2 Pt 1):311-7. Lagrew DC Jr, Stutman HR, Sicaeros L. Voluntary physician adoption of an inpatient electronic medical record by obstetrician-gynecologists. Am J Obstet Gynecol 2008 Jun;198(6):690.el-5; discussion 690.e5-6. McCartney PR. Audit trails and electronic record discovery. MCN Am J Matern Child Nurs 2009 Jan-Feb;34(1):64. Miller DW Jr. The transition from paper to digital: lessons for medical specialty societies. AMIA Annu Symp Proc 2008 Nov 6:475-9. Phelan ST. The prenatal medical record: purpose, organization and the debate of print versus electronic. Obstet Gynecol Clin North Am 2008 Sep;35(3):355-68, vii. Última actualización, marzo de 2014 Encuentre este artículo en elhospital.com Busque: eh0614infobstetr www.elhospital.com junio - julio / 2014 25


EH Jun-Jul 2014
To see the actual publication please follow the link above