Page 30

EH Apr-May 2014

CIRUGÍA, ORTOPEDIA Y TRAUMATOLOGÍA Síndrome del túnel del carpo, avances terapéuticos en los últimos 70 años En ocasiones los avances de la ciencia y la tecnología sobrepasan las capacidades de los profesionales para implementarlos en la práctica médica. Sin embargo, a través de una cuidadosa revisión del conocimiento, el aprendizaje de técnicas y el desarrollo de habilidades, en la actualidad el abordaje terapéutico de muchas patologías es más efectivo, menos invasivo y mejor orientado a la solución de las verdaderas causas subyacentes de las enfermedades. Liliana Támara, MD*, con la colaboración del equipo editorial de El Hospital Anatomofisiopatología El túnel del carpo es un espacio confinado, a través del cual pasan el nervio mediano y nueve tendones flexores de la mano. Una de las estructuras anatómicas más importantes que delimitan este espacio, es el Ligamento Transverso del Carpo (LTC), también denominado ligamento anterior anular o retináculo del flexor (flexor retinaculum), este último término derivado de lo que se creía era la función de retener las estructuras flexoras que pasan por debajo del ligamento. Sin embargo, actualmente está claramente definida su función de polea, para la excursión de los tendones flexores1. Igualmente, se han identificado terminaciones nerviosas que actúan como nociceptores y mecanoreceptores; de tal forma que se ha propuesto que el LTC tiene una importante participación en la propiocepción de la muñeca2. Este ligamento se inserta en los huesos pisiforme y ganchoso; lateralmente se divide en una lámina superficial que se inserta en el escafoides y trapecio y otra profunda que se inserta en el trapecio. Las dos láminas forman un túnel para el paso del tendón del palmar mayor. El LTC continúa con la aponeurosis que cubre al flexor común superficial de los dedos y con la aponeurosis antebraquial. En la superficie anterior del LTC se insertan parte de los tendones del palmar menor y del cubital anterior. En la parte distal, el LTC se continúa con la aponeurosis palmar profunda. El LTC presenta un engrosamiento que recubre la aponeurosis antebraquial y se extiende desde el pisiforme, en ocasiones descrito como su porción superficial, cruzando los vasos y nervio cubitales. Además está cruzado superficialmente por las ramas palmares cutáneas de los nervios mediano y cubital3. La longitud del túnel es de alrededor 2,5 cm. De esta forma, el LTC es una estructura implicada en todos los complejos procesos motores y sensitivos de las manos. Es importante anotar que los huesos del carpo, con sus diferentes articulaciones y los ligamentos que los sostienen, son la contraparte del túnel y conforman una concavidad que también se ha demostrado es dinámica. En el argot médico se conoce como Síndrome del Túnel del Carpo (STC) o Síndrome del Túnel Carpiano, a un conjunto de señales y síntomas que derivan de un aumento de la presión sobre el nervio mediano y su atrapamiento en el trayecto a través de la muñeca. En el estudio del STC se han postulado diferentes mecanismos fisiopatológicos, dentro de los cuales se encuentra en primer lugar la hipertrofia del LTC. Sin embargo, aún no hay conclusiones sobre si la hipertrofia del ligamento ocurre como causa o como efecto de la patología. En estudios histológicos se ha encontrado que el ligamento y las vainas tenosinoviales presentan cambios mucosos, depósitos amiloides, inflamación, metaplasia fibrocartilaginosa, edema, hipertrofia vascular y un crecimiento acelerado de las células contráctiles. Pese a lo anterior, hay series que evidencian que en las dos terceras partes de los estudios histológicos realizados en pacientes sintomáticos, no hay hallazgos anormales4. Se ha encontrado que el síndrome de túnel del carpo es la primera manifestación de enfermedades sistémicas del tejido conectivo, como el Lupus Eritematoso Sistémico, lo cual exige que se haga un proceso de tamizaje adicional para este tipo de patologías5. En todo caso, la aparición del STC se atribuye a isquemia compresiva del nervio mediano, secundaria al 28 ABRIL - MAYO / 2014 www.elhospital.com


EH Apr-May 2014
To see the actual publication please follow the link above