Page 25

EH Apr-May 2014

secundarios (provenientes de otros órganos), la ablación se presenta como una alternativa en aquellos casos en que la cirugía convencional no se puede realizar o es rechazada por el paciente. También hay algunos casos específicos en los que tanto la cirugía como la ablación producen resultados similares y por lo tanto, en función de la menor agresividad de las terapias ablativas, los equipos clínicoquirúrgicos ya familiarizados con esta técnica optan por indicarla. La ablación percutánea consiste en la aplicación precisa de energía generadora de calor (radioablación) o de frío (crioablación) en el interior de la lesión, y con ello se evita afectar tejidos saludables adyacentes. Con el apoyo de diversos recursos de imagen como la Ultrasonografía, Tomografía Computada, Resonancia Magnética y PET-CT, el médico (Radiólogo Intervencionista) introduce un delgado instrumento puntiagudo (sonda), similar a una varilla muy fina, a través de la piel y lo direcciona al interior de la lesión (figura 2). En la Radioablación, un generador produce una corriente alterna del orden de 450 a 1200 kHz, que es transferida a la lesión objetivo a través de una sonda introducida en su interior, bajo la orientación de algún método de imagen, generalmente la asociación de la tomografía y la ultrasonografía. La energía aplicada por la sonda promueve una agitación iónica dentro de las células adyacentes. La fricción molecular, y la producción subsecuente de calor, promueven una desnaturalización proteica y la destrucción de la membrana celular. Cuando los tumores se someten a temperaturas de entre 60º C y 100º C, ocurre una necrosis coagulativa de los tejidos y daños celulares irreversibles en las lesiones objetivo comprendidas dentro del radio de conducción energética de las sondas. Tal radio de conducción determina la llamada zona de ablación, que generalmente varía entre 1 y 5 cm, en función de la morfología de la sonda y del algoritmo definido por el fabricante. Los modernos equipos de radioablación cuentan con sondas de calibre reducido (17G), además de Diagnostics. It’s in our blood. En EKF seguimos forjándonos un nombre en el diagnóstico in-vitro. Hemos crecido a partir de un pequeño comienzo en Alemania hasta convertirnos en una empresa que cotiza en la Bolsa de Valores de Londres con una red de distribución global. Algo que no ha cambiado durante este tiempo es nuestro compromiso de diseñar y fabricar analizadores que vienen con calidad, soporte y facilidad de uso incorporados. Para obtener más información acerca de nuestra gama de analizadores de HbA1c, hemoglobina, glucosa y lactato o de nuestra línea completa de pruebas de química clínica, visítenos en ekfdiagnostics.com o llame al +44 (0)29 20 710 570. ekfdiagnostics.com Visítenos en Hospitalar 20-23 Mayo Sao Paulo Brasil www.elhospital.com ABRIL - MAYO / 2014 23


EH Apr-May 2014
To see the actual publication please follow the link above