Page 19

EH Oct - Nov 2013

f a. Recursos Humanos I. Personal de Salud II. Personal Administrativo b. Suministros e insumos I. Medicamentos II. Insumos para salud II. Insumos de uso general c. Hotelería hospitalaria I. Infraestructura de la institución 3. Área de Sistemas de Información para la Salud: En lo que podría considerarse una paradoja, esta área -también conocida como Informática Biomédica- es con frecuencia inexistente en la mayoría de los escenarios en que se está pensando en un cambio profundo hacia la incorporación de las TIC’s en salud. En definitiva, su ausencia podría determinar la diferencia entre la simple “instalación” de un sistema nuevo de manejo asistencial (que bien puede hacerse en cabeza de ingenieros informáticos con apoyo de técnicos en la materia) y una “implementación efectiva” de un sistema de información administrativo-asistencial completo y complejo. Para lo segundo y como ya se dijo, existen especialistas en informática biomédica que en su mayoría son médicos o ingenieros con formación específica en sistemas de información para la salud. En síntesis, cada uno de los componentes del proceso asistencial y sus soportes administrativos, implica nuevos retos para la organización de una institución asistencial, en lo concerniente a la implementación de tecnologías de información y comunicaciones en salud. A nivel de salud pública todavía es muy poco lo hecho en Latinoamérica, en gran medida debido a la alta rotación que se presenta en los cargos gerenciales. Estas rotaciones, cuando no se acompañan de un plan general, sólido, bien estructurado, constante hasta la implementación completa del cambio, y asumido como política de estado; impiden la transformación necesaria para lograr el éxito de un nuevo esquema de trabajo con miras a automatizar los procesos asistenciales en conjunto con los administrativos. Cabe destacar, no obstante, que en algunos de nuestros países ya existen leyes que reglamentan ciertos aspectos de vital importancia para poder llevar a cabo los procesos de automatización. Hay proyectos en desarrollo, algunos funcionando a medias y otros sin éxito debido principalmente a restricciones económicas que impiden mantener dichos sistemas o incluso, concluir su implementación. Lo poco que se ha logrado en salud pública a nivel de TIC en salud, ha dependido de proyectos universitarios, proyectos de fundaciones adscritas a gobernaciones de estado y algunos desarrollos dependientes de entes privados en colaboración con universidades. En su mayoría éstos son de tiempo y acción limitados y buscan únicamente comprobar su funcionalidad, sin contar con apoyo económico para ser sostenibles en el tiempo. Se acepta entonces que la principal Contacte al proveedor: Código 8 www.elhospital.com/contactealproveedor OCTUBRE - NOVIEMBRE / 2013 17


EH Oct - Nov 2013
To see the actual publication please follow the link above