Page 10

EH Oct - Nov 2013

Un nuevo tipo de enfermedad inmunitaria Diversos medios de comunicación alertaron sobre un nuevo síndrome de inmunodeficiencia causado por una reacción autoinmune contra la citoquina interferón gamma. Alberto Molano Acevedo, MD* Hacia el segundo semestre del año 2012, diversos medios de comunicación del mundo, tales como CNN México1, El Tiempo de Colombia2, El Nacional de Venezuela3, El Día de Argentina4 o La República de Perú5, difundieron la noticia de la aparición de un nuevo tipo de inmunodeficiencia humana en adultos asiáticos que no estaban infectados por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH). Se había logrado establecer que la causa del déficit inmunitario eran anticuerpos autoinmunes dirigidos contra la citoquina interferón gamma (IFNJ. Primeros casos conocidos Las primeras descripciones conocidas de un síndrome de inmunodeficiencia de aparición en la edad adulta, causado por autoanticuerpos contra la citoquina IFNJ se remontan al año 20046,7. Estos primeros casos se presentaron en dos pacientes VIH negativos de 25 y 47 años, provenientes de países asiáticos, que previamente habían permanecido saludables. Estos pacientes desarrollaron infecciones severas y diseminadas principalmente por M. tuberculosis, o por micobacterias no tuberculosas de rápido crecimiento que generalmente son inofensivas, tales como M. chelonae. Clínicamente, un caso se presentó con fiebre, ascitis, ictericia, y linfadenopatía generalizada6. En el otro caso se observó linfadenitis necrotizante acompañada de neumonía y amigdalitis7. Sorprendentemente, el primer microorganismo que se aisló de las lesiones de éste último paciente fue B. cocovenenans, un patógeno de las plantas7. Previamente, B. cocovenenans había sido aislado de lesiones asociadas a enfermedad granulomatosa crónica, una condición que interfiere con la capacidad bactericida de células fagocíticas7. Los investigadores de éstos dos primeros casos notaron algunas similitudes entre el patrón de susceptibilidad aumentada a la infección por M. tuberculosis o por micobacterias no tuberculosas de baja virulencia, y el tipo de infecciones que se observan en individuos afectados por defectos genéticos que interfieren con la respuesta inmunitaria mediada por el IFNJ (por ejemplo, deficiencia genética del receptor de IFNJ(ver figura 1) En general, anormalidades genéticas en los componentes moleculares vinculados con la secuencia de eventos que se activan tras la liberación del IFNJ tales como el factor de transcripción STAT-1, también están asociados a una mayor susceptibilidad a éste tipo de infecciones8,9. Sin embargo, y en contraste con los dos pacientes descritos en al año 2004, los defectos genéticos pueden asociarse a una historia familiar de enfermedad y, dependiendo de la magnitud del defecto, incrementan la susceptibilidad desde el momento mismo del nacimiento8. Eventualmente, análisis detallados de laboratorio permitieron constatar que la inmunodeficiencia de éstos dos pacientes se debía a títulos elevadísimos de autoanticuerpos contra el IFNJ(incluso hasta 1/1,000,000). Se comprobó que el plasma de éstos pacientes claramente inhibía la actividad del IFNJ producido por células normales provenientes de donantes control. A nivel celular y molecular Es oportuno repasar brevemente algunos eventos, a nivel celular y molecular, que serían perturbados por la presencia de autoanticuerpos contra el IFNJ10 (ver figura 2). Una de las características que comparten los microorganismos que infectan con mayor facilidad a los pacientes con déficits en el eje IFNJ es que son fagocitados al interior de un CDC/ DR. U.P. KOKKO INMUNOLOGÍA 8 OCTUBRE - NOVIEMBRE / 2013 www.elhospital.com


EH Oct - Nov 2013
To see the actual publication please follow the link above