Page 20

EH Ago - Sep 2013

laboratorio y patología Prueba de HbA1c en el punto de atención muestras; menores gastos de desplazamiento; así como una reducción en los niveles promedio de HbA1c. Adicionalmente, cuatro estudios observacionales realizados en más de 5.700 pacientes con diabetes, en los cuales la entrega de resultados a los pacientes fue inmediata, también mostraron reducciones significativas de los niveles de HbA1c 7-10. Uno de estos estudios demostró que la mejoría de los niveles de HbA1c se mantuvo durante un período de cuatro años 9. Una revisión sistemática reciente de las estrategias de mejoramiento de la calidad (QI, por su sigla en inglés, quality improvement) en el manejo de la diabetes, demostró que las QI que implican una mayor adherencia a las guías de manejo pueden ayudar a mejorar los niveles de HbA1c 10. También existe buena evidencia demostrando que la satisfacción de los pacientes mejora al utilizar la POCT y que el conocimiento en tiempo real de los niveles de HbA1c de un paciente se asocia con mejores desenlaces, a juzgar por los menores niveles de HbA1c 8-16. El creciente argumento a favor de la HbA1c en el diagnóstico de la diabetes Las cualidades de la medición de la HbA1c para el manejo de la diabetes tienen igual validez en el diagnóstico de la enfermedad. Adicionalmente, se ha demostrado que el desempeño de la HbA1c es igual al de las pruebas de glucosa en sangre en ayunas que se utilizan comúnmente para el tamizaje de diabetes Tipo 2 . A diferencia de los niveles de glucosa, que se ven afectados por lo que el paciente ha comido y bebido en las últimas 2-3 horas, los niveles de HbA1c no requieren que el paciente ayune antes de la prueba. Por lo tanto, al ser una prueba sencilla e inmediata para la diabetes, la HbA1c en el punto de atención puede ayudar a la identificación temprana de los individuos en riesgo. Esto les permitiría hacer rápidamente pequeños cambios en su estilo de vida, de tal forma que el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 se reduzca significativamente o se elimine por completo. La posibilidad de evaluar y modificar rápidamente los factores de riesgo, aporta beneficios importantes para la salud del individuo afectado y también reduce los costos globales de atención en salud relacionados con las complicaciones de diabetes tipo 2. Estas complicaciones pueden incluir úlceras recurrentes en las piernas, ceguera, enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares. Se sabe que en los pacientes con diagnóstico de diabetes que mantienen niveles bajos de HbA1c en sangre, se reduce significativamente la incidencia de complicaciones después del diagnóstico 18, y la detección temprana mediante POCT tiene el potencial de acentuar la reducción de complicaciones asociadas con la diabetes. La Organización Mundial de la Salud ha recomendado el uso de la HbA1c para el diagnóstico de la diabetes 19 y en varios países se ha seguido una orientación similar 20, 21. En el Reino Unido, por ejemplo, NICE ha publicado recientemente directrices para la prevención de la diabetes cuyo objetivo es identificar a las personas con alto riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, y ofrecer intervenciones costo-efectivas y apropiadas para prevenir o retrasar su inicio 20. Utilizadas conjuntamente con una evaluación de riesgos asociados al estilo de vida, estas directrices respaldan el uso de niveles de HbA1c como insumo para que los proveedores de atención sanitaria asesoren a los individuos sobre regímenes de tratamiento, dependiendo de su clasificación del riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 (bajo, moderado o alto). Asimismo, en los Estados Unidos un informe reciente del grupo de trabajo de la Asociación Americana de Diabetes concluyó que el análisis de la HbA1c constituye una medida exacta y precisa de los niveles de glicemia a largo plazo, que se correlaciona adecuadamente con las complicaciones de la diabetes, lo que implica varias ventajas sobre las mediciones de glucosa en el laboratorio 21. Sin embargo, cabe señalar que el uso de la HbA1c para el diagnóstico de la diabetes no está indicado en todos los individuos. La prueba no se debe utilizar en: niños; personas jóvenes; mujeres embarazadas; en individuos en quienes se sospecha diabetes tipo 1; en individuos en quienes los síntomas han sido de corta duración; o en pacientes agudamente enfermos 22, 23. También se ha sugerido que el valor de corte generalmente invocado para el diagnóstico de la diabetes (48 mmol/mol (6,5% DCCT)) puede no ser apropiado para todas las poblaciones. Adicionalmente, los individuos que se encuentren en el rango de 42-47mmol/mol (6-6,4% DCCT), deben ser considerados de alto riesgo para desarrollar diabetes y deben ser asesorados en concordancia y reexaminados anualmente. Aquellos con valores inferiores a 42mmol/mol (6% DCCT) deben ser examinados cada tres años 23. El conocimiento actual, por lo tanto, Glucosa Hemoglobina Hemoglobina glicosilada • Un glóbulo rojo vive aproximadamente 120 días • La hemoglobina está contenida en el glóbulo rojo • La glucosa (azúcar) entra al torrente sanguíneo y al glóbulo rojo • La glucosa se une naturalmente a la hemoglobina • Esta unión crea la hemoglobina glicosilada (HbA1c) Figura 1: EXPLICACIÓN DE LA HEMOGLOBINA GLICOSILADA (HBA1C)  18 AGOSTO - SEPTIEMBRE / 2013 www.elhospital.com


EH Ago - Sep 2013
To see the actual publication please follow the link above