Page 13

EH Apr - May 2013

Laparoscopia asistida por robot   Miomectomias, en los casos en que la viabilidad de la miomectomia laparoscópica es debatida debido a nódulos grandes y/o múltiples, que demandan sutura uterina en capas, o en lugares en que se dificulta la manipulación del portaagujas, lo que puede prolongar demasiado el tiempo quirúrgico y comprometer la calidad de la cicatrización uterina por fatiga del cirujano.  Anexectomia, cuando se espera gran dificultad en la disección contigua a la pared pélvica, debido a extensas adherencias por endometriosis de origen inflamatorio infeccioso, cirugías previas y pos-histerectomía.  Tratamiento de la endometriosis grado 3 y 4, cuando se presenta compromiso extenso y/o profundo de la pelvis, dependiendo del procedimiento propuesto. Asimismo, es importante que el cirujano ya esté habituado a la ausencia de la sensación táctil característica del robot.  Colposacropexia, en los casos de prolapso de la cúpula vaginal, pues facilita la disección y, especialmente, la colocación de los numerosos puntos de sutura requeridos para la fijación de la tela sintética, aunque se presente un incremento del costo en relación con las técnicas similares por laparotomía o laparoscopia sin el uso del robot.  Estadificación quirúrgica del cáncer de endometrio (histerectomía total + salpingo ooforectomia bilateral + linfadenectomia pélvica y para-aórtica), con menos sangrado, menor riesgo de complicaciones y de conversión hacia cirugía abierta; y estancia y recuperación más rápidas, en especial en pacientes con historia de cirugías previas, úteros grandes u obesas. Sin embargo, aún no existen estudios que demuestren mejores resultados oncológicos a largo plazo, relacionados con la recurrencia tumoral, la tasa de supervivencia y el tiempo libre de enfermedad.  Cirugía para el tratamiento del cáncer del cuello uterino en estadio inicial (cirugía de Wertheim-Meigs), pues existen estudios que sugieren que la robótica resulta superior a la cirugía abierta en lo que respecta a los sangrados, las complicaciones, la estancia y la recuperación, logrando resultados que son posibles por laparoscopia solamente bajo manos muy expertas. De esta manera, la robótica es una buena opción para cuando se prevé una posibilidad elevada de conversión hacia laparotomía. Sin embargo, hacen falta estudios de desenlaces oncológicos a largo plazo. Finalmente, entendemos que los avances tecnológicos no harán que las modalida- La tendencia es que los procedimientos quirúrgicos asistidos por robótica conquisten más espacio en la medida en que se popularizan y se adelanten más estudios sobre el tema, desde que sus respectivos resultados confirmen la utilidad de la técnica cirugía 12 abril - mayo 2013 www.elhospital.com


EH Apr - May 2013
To see the actual publication please follow the link above