Promocione sus productos o servicios con nosotros
Foto Bloguero

Telemedicina al día

19 feb 2016

Telemedicina básica: ¿sabe del término?

Cuando nos referimos a telemedicina básica, se debe aclarar que esta se refiere a la implementación de sistemas de telemedicina para ser operados entre instituciones de salud nivel I – II y nivel III - IV.

La telemedicina básica es la  habitual para los países de Latinoamérica, donde la población de las zonas rurales y urbanas bien sea en los centros de salud  nivel I, puestos de salud nivel I y hospitales nivel I - II, solo poseen médicos generales y máximo 4 especialidades médicas en el caso de los hospitales  nivel II, como lo dicta la clasificación de la Organización Mundial de la Salud (OMS)

Con relación directa a la población de las zonas descritas, para nadie es un secreto que la accesibilidad a médicos especialistas es precaria y en muchos casos inexistente, y ocasiona grandes desplazamientos de las personas que requieren manejo de patologías, en las cuales el  especialista  juega un rol fundamental.

Debemos tener presente que en el continente los especialistas de acuerdo con los estudios de la OMS, se concentran en un promedio cercano al 75% en las grandes ciudades y en las capitales de los países, con otro agravante demostrado por las estadísticas propias de cada nación, el común denominador es la escasez de médicos especialistas en todas las áreas aun en las grandes ciudades.

Telemedicina básica aplica a múltiples especialidades en pacientes adultos e infantes, para ser implementadas en tiempo real en instituciones de salud nivel I - II, algunas de ellas son: Tele-Radiología, Tele-Cardiología, Cuidado Intermedio (MSV), Tele-Monitoreo Fetal, Tele-Dermatología, Tele-Ginecología y Tele-Otorrinolaringología. Ahora bien, con el software adecuado de videoconferencia médica también se pueden realizar en tiempo real, interconsultas clínicas, en diversas especialidades médicas algunas de ellas como: Medicina Interna, Geriatría, Pediatría, Cirugía, Neurología, Psiquiatría, Ortopedia, Endocrinología, Nefrología, Hematología, Infectología, Gastroenterología, Toxicología, Oftalmología, y Reumatología. Como se puede observar el abanico es amplio.

En la categoría de telemedicina básica también tienen cabida implementaciones para hospitalización en casa. Se debe recordar que actualmente en el continente la capacidad de camas hospitalarias en la mayoría de los países es deficitaria. Un ejemplo de ello es la capital de Colombia, Bogotá, donde una evaluación reciente de la Secretaría Distrital de Salud, arrojó que el déficit hospitalario de camas es cercano a las 4 mil.

Sucede que hoy en América, un alto porcentaje de pacientes con patologías en especial crónicas, permanecen en camas hospitalarias un tiempo prolongado, a pesar de haberse logrado la estabilización de su enfermedad en 4 - 5 días. Obviamente son pacientes que requieren controles periódicos posteriores de acuerdo con lo que dicten los especialistas responsables de los diferentes casos clínicos. A partir de lo anterior surgen dos preguntas: ¿es más adecuado para la entidad de salud que el paciente permanezca hospitalizado un tiempo prolongado, teniendo el riesgo de adquirir una infección nosocomial (intrahospitalaria), con los altos costos ulteriores que ello implica? o ¿es más  conveniente enviar al enfermo a su casa y realizarle los controles requeridos a través de telemedicina domiciliaria, contra un Medical Center instalado en el hospital nivel III - IV donde le fue manejada su patología? La respuesta ya la sabemos quiénes laboramos en el sector salud.

La telemedicina básica aplica a múltiples especialidades. Foto: BillionPhotos.com © - Fotolia

Otro aspecto que cobija la telemedicina básica son los servicios médicos móviles, como es el caso de las ambulancias terrestres medicalizadas. La conectividad inalámbrica  actual en la gran mayoría de los países de Latinoamérica opera bajo la modalidad 4G, ventaja superlativa para el caso de telemedicina móvil terrestre en tiempo real. El paciente durante el transcurso de tiempo que es transportado a una institución de salud, perfectamente puede ser monitoreado en tiempo real en un Medical Center, con especialistas en un hospital nivel III - IV. Los valores agregados que tiene esto son altos, teniendo presente lo que médicamente llamamos “la hora de oro” en una urgencia sea esta vital o prioritaria; se logra una mejor estabilización del paciente entre el médico general que se encuentra abordo de la ambulancia y el especialista del Medical Center durante el recorrido, buscando así lo más importante de la profesión médica: preservar la vida.

También en el contexto de la telemedicina básica, aplica la atención en tiempo real para las ambulancias aéreas medicalizadas, sean  de ala rotatoria o fija. Asimismo, la tecnología actual de comunicaciones permite sin ninguna restricción conectividad de datos y audio en movimiento, empleando los satélites que orbitan a baja altura alrededor del planeta.

Por lo regular, en diseños e integraciones que he realizado para diferentes países bajo las modalidades Emergency Medical Service (EMS) y Source and Rescue (SAR), las ambulancias aéreas tienen a bordo médicos generales y/o paramédicos entrenados y enfermeras, en muy pocas ocasiones especialistas.

Al igual que lo relatado para telemedicina móvil terrestre, se puede tener comunicación de doble vía que involucra datos y voz en tiempo real contra un Medical Center en un hospital nivel III - IV, donde se coadyuva con el manejo de la patología que se tenga en una aeronave medicalizada de ala rotatoria o fija realizando monitoreo permanente de los parámetros clínicos del paciente, hasta aterrizar en un helipuerto hospitalario o en un aeródromo para realizar el transbordo “ferry” como se denomina en términos aeronáuticos a una ambulancia medicalizada terrestre.

En el transporte aéreo medicalizado, se debe tener presente que la conectividad continua satelital a ser empleada tiene un costo moderadamente alto para voz y datos. Otro aspecto importante radica en que las comunicaciones médicas empleadas para EMS/SAR, deben ser independientes de la aviónica y las comunicaciones regulares de las aeronaves.

Como puede observar el lector, las aplicaciones básicas de telemedicina son amplias y eficientes para los pacientes. No se puede olvidar lo promulgado por el Consejo de Evaluación de Tecnologías de la Salud (CETS) de Canadá, en 1999, para el montaje de cualquier sistema de telemedicina: “Una de las principales CAUSAS DE FRACASO de numerosos proyectos de telemedicina, se atribuye a que su desarrollo se había centrado más en la propia tecnología que en las necesidades concretas del personal de salud o de la población beneficiaria".

 


Palabras relacionadas:
Medicina a distancia, servicios de medicina a distancia, programas de telemedicina, implementación de sistemas de telemedicina entre instituciones de salud, diagnósticos médicos a distancia, atención médica inmediata, hospitalización en casa, servicios médicos ambulatorios, TIC en atención médica
x