Promocione sus productos o servicios con nosotros
Foto Bloguero

TAC: Tecnología, Actualidad y Comunicación

02 may 2014

Píldoras inteligentes, cámaras microscópicas e impresoras 3D, ¿alguna vez lo imaginó?

Justo cuando creímos que lo habíamos visto todo, cuando habíamos perdido la capacidad de sorprendernos ante las novedades que nos ha ofrecido el siglo XXI, el campo de la tecnología médica sigue en una firme avanzada hacia lo inimaginable.

Científicos de diferentes partes del mundo nos han entregado dispositivos y herramientas que facilitan la labor médica y ofrecen una mejor calidad de vida a los pacientes. En esta oportunidad, quisiera destacar tres dispositivos de tecnología médica que, sin duda, revolucionan el sector de la salud y marcan el derrotero para futuros desarrollos.

En primer lugar se encuentran las baterías biodegradables para dispositivos médicos inteligentes, resultado de la investigación de Christopher Bettinger, académico de la Universidad Carnegie Mellon en Pittsburgh, PA., Estados Unidos. Junto a otros investigadores, Bettinger desarrolló unas baterías hechas a base de la melanina de la tinta de las sepias (moluscos cefalópodos) que, sin ningún grado de toxicidad, se descomponen dentro del cuerpo humano.

Aunque las baterías de litio tienen un rendimiento más alto, estas pilas biodegradables permiten el funcionamiento de sensores de baja complejidad. Además, actualmente el equipo trabaja para que la pila sea comestible y que, como cualquier pastilla, pueda ser tragada por el paciente.

Según Bettinger, estas baterías podrían llevar adentro sensores que liberen fármacos dentro del cuerpo, facilitando así el tratamiento de diferentes enfermedades. Para tal efecto, el equipo trabaja no sólo en mejorar el rendimiento energético de la batería, sino en su capacidad para almacenar otras sustancias y dispositivos.

En segundo lugar sobresale la píldora ingerible PillCam, desarrollada por la compañía israelí Giving Imaging, que aunque ya venía siendo utilizada en algunos países desde hace varios años, en febrero pasado fue aprobada por la Food and Drug Administration de Estados Unidos (FDA) para uso generalizado. Esta contiene una pequeña cámara que, una vez llega al intestino grueso, captura y registra 14 imágenes por segundo mientras avanza por el colon hasta ser expulsada de manera natural. En la actualidad, esta cámara endoscópica se utiliza para visualizar el intestino delgado e identificar lesiones que causan sangrado gastrointestinal de origen oscuro.

Dado el amplio alcance del diminuto dispositivo, sus creadores se han atrevido a indicar que podría incluso reemplazar procedimientos invasivos como la colonoscopia o la endoscopia. Pero aún ante este panorama prometedor, el acceso al dispositivo es limitado, pues su precio es mucho más elevado en comparación con dichos procedimientos.

Finalmente, en el tercer lugar estaría la revolucionaria impresora 3D que, además de ser útil en diferentes aplicaciones, permite que las posibilidades se tornen infinitas en el campo médico. Incluso, hace menos de un mes el mundo se conmocionó al conocer que en Holanda se había implantado con éxito el primer cráneo de plástico impreso en 3D.

Aunque no es necesariamente un equipo reciente, la impresora 3D se ha perfeccionado y ha evolucionado hasta convertirse en una herramienta de suma precisión, y en la actualidad son muchos los investigadores que han logrado avances insospechados para el campo médico gracias a su uso.

Por ejemplo, en el Instituto de Biología Genómica de la Universidad de Michigan se desarrolló una férula a base de biopolímeros impresa en 3D que permite a pacientes con traqueomalacia mantener sus vías respiratorias abiertas. De igual manera, científicos de la Universidad de Princeton y el Hospital John´s Hopkins han explorado en la impresión 3D basada en células vivas, creando una estructura artificial con células cartilaginosas que evolucionan y se convierten en una oreja completamente artificial.

Como traídos de una película de ficción, estos dispositivos reflejan cómo avanzamos con paso firme hacia un mundo revolucionado con desarrollos específicos aplicables en la medicina.

¿Qué otro dispositivo o proyecto incluiría en este listado?, ¿cuál descubrimiento o desarrollo lo ha sorprendido en los últimos años?


x
Natalia
11 de junio de 2014 a las 09:33

Excelente revisión ...¡ sorprendentes los múltiples usos de las impresoras 3D en medicina!

Andres
11 de junio de 2014 a las 08:18

Excelente aporte de información. Desconocía la existencia de las píldoras-cámara para aplicación en gastroenterología. Gracias por la revisión. Esperamos nuevas noticias.

MARCO TULIO
03 de mayo de 2014 a las 20:33

LA CIENCIA MÉDICA QUE NUNCA DEJARÁ DE SORPRENDERNOS. SON MUCHAS LAS ÁREAS EN DESARROLLO. EXCELENTE RESUMEN. TERMINOLOGÍA APTA PARA TODO EL PÚBLICO. FELICIDADES. ESPERARÉ ANSIOSO EL PRÓXIMO!

Antonio
14 de mayo de 2014 a las 18:32

GRACIAS POR LA INFORMACION: HASTA LEER SU ESCRITO ME ENTERÉ DE LA PILADORA INTELIGENTE Y SOBRE LO OTRO QUE COMENTÓ, PENSÉ QUE ESO SOLO ERA DE UNA PELICULA QUE OBSERVE POR LA TV HACE UN TIEMPO, PERO AHORA USTED ME COMENTA Y QUE LEO SE HACE REALIDAD EN ESTE SIGLO, COMO ESTA ADELANTADA LA CIENCIA; EXCELENTE SU COMENTARIO PERIODISTICO.