Promocione sus productos o servicios con nosotros
Foto Bloguero

Innovación biomédica

22 abr 2016

Ingeniería de diseño, una gran herramienta para diagramar procesos clínicos y hospitalarios

¿Qué tal si los profesionales de la salud también fuéramos diseñadores o artistas? Cuando se plantea un desafío, un problema o dificultad, como especie, se nos viene a la mente de inmediato el concepto de solución; lo que no está del todo mal, desde que exista una estructura adecuada para llegar a esa solución. Albert Einsten solía decir que “la formulación de un problema es más importante que la solución”, y no es más que la representación de que para llegar a la mejor respuesta hay que identificar la solución.

Existen diferentes maneras para la formulación adecuada de proyectos, una buena definición no implica que un problema planteado sea necesariamente la necesidad real de una comunidad. El método en ingeniería, al ser aplicativo tiende a resolver problemas concretos en contraste con el método científico que plantea trabajar en desafíos para la solución de principios universales. Es de reconocer que a veces desde proyectos en ingeniería se resuelven problemas, en realidad no tan problemáticos, diría el afectado. Sin embargo, con el apogeo de ingenierías especializadas (como la biomédica) se especifica el rango de trabajo, lo cual permite una mejor identificación de necesidades.

Entre las formas de estructurar proyectos que solucionen dificultades, se encuentra la metodología de marco lógico (Ortegón, E, 2005)  ampliamente usada en el mundo a través de la estructura de árbol de problemas (Sanchez, 2007) La aplicación de marco lógico es excelente para la estructuración adecuada de proyectos desde un enfoque gerencial, sin embargo, qué tal si se quisiera estructurar la solución de un problema desde la parte técnica y validar sobre la marcha ‘Lean Start Up0 (The Lean Start Up, 2015) Existe una excelente alternativa en la ingeniería de diseño que se conoce como “diseño de concepto”.

Procesos de diagramación para diseño de un dispositivo multi-parámetro (DOLROY DENISUR, 2015).

Procesos de diagramación para diseño de un dispositivo multi-parámetro (DOLROY DENISUR, 2015).

Aunque la metodología de diseño de concepto por lo general se usa para el desarrollo de productos, puede implementarse para el desarrollo de procesos; puesto que los conceptos (unidades fundamentales de diseños) se pueden aplicar transversalmente a cualquier tipo de actividad. En el caso clínico u hospitalario, si se presentara algún tipo de problema de fondo, el diseño de concepto sería una herramienta más que contratada para obtener la mejor alternativa de solución (King & Fries, 2009). El diseño de concepto también permite el mapeo de necesidades a través de conceptos que define el experto y sirven para la construcción final de la metodología prototipo o el producto prototipo para llevar a realidad.

El diseño de concepto otorga una visión esquemática y sistematizada de cómo resolver un problema desde la ingeniería. En este pequeño resumen dejo la bibliografía para consultar más sobre el tema en cuestión; empezar a plantear diseños de concepto como forma de obtener metodologías de trabajo a problemas concretos en el contexto clínico, puede constituirse como una forma innovadora para afrontar problemas de salud que impliquen un proceso de mejoramiento continuo.


Palabras relacionadas:
Industria médica, proyectos médicos, avances en la industria médica, diseño de dispositivos médicos, diseño en la industria médica, avances en el diseño de tecnología médica, desarrollo de productos médicos
x
ROCIO RAMOS CARVAJAL
21 de mayo de 2016 a las 20:33

Estimado, ¿cómo puedo contactarme con usted? Saludos

Sebastián
22 de mayo de 2016 a las 21:12

Buenas noches, Me puedes contactar al siguiente correo electronico: sebatorres007@gmail.com Saludos,