Promocione sus productos o servicios con nosotros
Foto Bloguero

Biotecnosalud

25 jul 2018

Ingeniería clínica, una aliada estratégica para la calidad y seguridad de las instituciones de salud

El desarrollo de la tecnología médica inició entre los años 1950 y 1960, para esta época se vio una mayor proliferación de tecnología aplicada al diagnóstico, tratamiento y monitoreo de pacientes. Muchos departamentos de física medica fueron creados para calcular las dosis de los tratamientos de radioterapia y de esta forma entregar la radiación adecuada para los tratamientos. Técnicos biomédicos fueron contratados en ese momento para brindar soporte y garantizar así el buen funcionamiento eléctrico y mecánico a esta nueva tecnología emergente.

Un factor que fomentó la contratación de ingenieros clínicos en Estados Unidos y Canadá fue a causa del artículo publicado por Ralph Naderen, en 1971, en el que anuncia la existencia de registros de 5.000 muertes a causa de electrocución en hospitales en EE. UU. cada año. El artículo de Nader se basó en la posibilidad de generar electrocución durante procedimientos con catéteres coronarios debido a las fugas de corriente. Estos sucesos estimularon investigaciones de incidentes relacionados con equipos médicos, en las cuales se encontraron muchos problemas, algunos de ellos trascendieron la seguridad eléctrica. Posterior a esto hubo un aumento en la contratación de ingenieros en EE. UU. y Canadá, buscando en principio ofrecer seguridad eléctrica en los pacientes.

En Estados Unidos y Canadá existieron dos tipos de profesionales, técnicos biomédicos (TB) e ingenieros clínicos (IC). Así mismo, los departamentos de IC recibieron diferentes denominaciones como Departamentos de Ingeniería Clínica o Departamentos de Ingeniería Hospitalaria, con la responsabilidad de vigilar y atender los servicios que suministran agua, energía, gases medicinales, entre otras responsabilidades.

En 1980, el cargo de IC se expandió rápidamente a diferentes países industrializados. Entre los primeros que establecieron un proyecto de mantenimiento de equipos médicos fue el Programa Nacional de Administración de Veteranos en EE. UU. (programa nacional que existe desde 1966). Con los IC contratados en los hospitales, la atención se centró en la gestión del ciclo de vida de la tecnología.

Es así como se genera la esencia del profesional en ingeniería clínica, quien se convierte en un aliado estratégico para la planeación y el control de la seguridad de todos los dispositivos médicos. El IC no solamente verifica la seguridad eléctrica de la tecnología y gestiona el mantenimiento, sus capacidades le permiten participar en la planeación estratégica de la incorporación de dispositivos médicos, así como en los procesos de instalación, entrenamiento, mantenimiento preventivo, seguridad y desmantelamiento de esta.

A nivel mundial, diferentes agencias y organismos se han instituido para dar soporte a la comunidad médica en el desarrollo, gestión y uso seguro y efectivo de la tecnología. Entre otros, se destacan la Asociación para el Avance de la Instrumentación Médica (AMMI, por sus siglas en inglés) creada desde 1967 y el Instituto ECRI, fundado en 1971.

Otra razón que impulsó fuertemente la contratación de IC fue la creación de la Joint Commission (Acreditación Hospitalaria en Estados Unidos) la cual establece un programa de seguridad para la tecnología biomédica. Este tipo de programas de acreditación permite a los hospitales participar en los programas de Medicare-Medicaid y así recibir el reembolso por los servicios prestados. En

Canadá por su parte, en vista del alto incremento del uso de dispositivos médicos en el cuidado del paciente el rol del IC en los hospitales hoy en día es mayor. En Colombia, los programas de calidad que impulsa el departamento de Acreditación en Salud, del Icontec, también han sido catalizadores de la incorporación de ingenieros clínicos en las instituciones de salud, siendo estos profesionales un eje fundamental para alcanzar altos estándares de calidad.

Ingeniería clínica, una aliada de las instituciones de salud. Foto: Fotolia - ©Gorodenkoff.

Las nuevas funciones de los departamentos de ingeniería clínica

Tradicionalmente, las actividades de los ingenieros clínicos se han concentrado en la gestión de los mantenimientos preventivos, correctivos, inspecciones de seguridad, y actividades metrológicas, recepción de tecnologías nuevas, entre otros. Sin embargo, las nuevas dinámicas de las instituciones de salud llevan a que el perfil del IC sea más estratégico.

La integración de sistemas de automatización en los hospitales, las nuevas condiciones y tendencias en infraestructura y arquitectura, la integración de sistemas de información, la interoperabilidad, y los nuevos retos de seguridad y calidad que traen las nuevas tecnologías, exigen que el ingeniero clínico desarrolle nuevas habilidades. Las condiciones del mercado y las políticas del sector salud permiten que las instituciones de salud busquen alta eficiencia en el uso de sus recursos, sin descuidar la calidad y la seguridad de sus pacientes. Un departamento de ingeniería clínica es sin duda una buena estrategia para alcanzar y mantener este objetivo.

Las instituciones de salud encuentran en esta nueva generación de ingenieros clínicos a un profesional con capacidades de planeación estratégica para la incorporación de nuevas tecnologías. Sus habilidades le permiten identificar y priorizar aquellas necesidades esenciales, conocer los futuros usuarios, contemplar los riesgos y la mitigación de estos. La aplicación de herramientas de evaluación de tecnología, definición de funcionalidades y características técnicas y asistenciales de los dispositivos, definiciones de condiciones costo/beneficio o costo/efectividad entre otras, son parte de las nuevas especialidades de los departamentos de ingeniería clínica.

Esta nueva generación de ingenieros clínicos le ofrece a las instituciones de salud un alivio en términos de seguridad. Identificar continuamente alertas, notificaciones y fuentes de riesgos, así como la investigación de incidentes y eventos adversos están entre las responsabilidades del ingeniero. Cuando un evento o incidente ocurre en un hospital, es importante evaluar si algún equipo médico estuvo o no involucrado porque es necesario saber si el problema se derivó de un defecto del dispositivo a un error de usuario o la combinación de diferentes circunstancias.

En ocasiones, los equipos médicos son usados correctamente, sin embargo, aun así generan fallos debido a errores técnicos que se presentan durante su uso. Los departamentos de ingeniería realizarán el proceso de investigación para encontrar la causa y el efecto de lo ocurrido aplicando técnicas apropiadas para su análisis, y de ser necesario notificarán a las agencias respectivas lo ocurrido.

La eficiencia del uso de recursos tecnológicos y su seguridad parten desde el conocimiento y apropiación de esta por parte del usuario, en especial si esta está en contacto con pacientes. Generar planes de entrenamiento y capacitación, así como identificar necesidades de conocimiento son algunas de las estrategias que desde la ingeniería clínica se proponen para disminuir costos, evitar la sub utilización y aumentar usabilidad de los activos.

Con el objetivo de fortalecer este perfil se han fundado diferentes agremiaciones a nivel mundial, el Colegio Americano de Ingeniería Clínica, en Estados Unidos, es considerado el mayor referente [1]. En Colombia un grupo de ingenieros han presentado el Colegio Colombiano de Ingeniería Clínica (COLCINC) como iniciativa para fomentar las buenas prácticas en esta área. COLCINC brinda acceso a sus miembros a fuentes confiables de conocimiento y de información que son reconocidas con alta calidad a nivel nacional e internacional [2].

Por lo tanto, las áreas de mantenimiento en los hospitales han desaparecido y han surgido los departamentos de ingeniería clínica. Una institución de salud que desee alcanzar altos estándares de calidad, considerando factores de seguridad, eficiencia y sostenibilidad encontrará en los profesionales de ingeniería clínica a su mayor aliado.

Referencias

[1] ACCE, «American Collegue Of Clinical Enginering,» Julio 2018. [En línea]. Available: https://accenet.org/Pages/Default.aspx.

[2] COLCINC, «COLCINC,» Julio 2018. [En línea]. Available: http://www.colcinc.com.co/index.php.


Palabras relacionadas:
Desarrollo de la tecnología médica, historia de los ingenieros clínicos, funciones de un profesional en ingeniería clínica, planeación estratégica de la incorporación de dispositivos médicos, departamentos de ingeniería clínica, Colegio Americano de Ingeniería Clínica.
x