Promocione sus productos o servicios con nosotros
Foto Bloguero

Avances en cirugía ortopédica

29 ago 2016

El tratamiento del dolor de hombro

Un agudo y persistente dolor en el hombro puede afectar tanto a jóvenes como a mayores; sin embargo las causas pueden ser muy variadas y requerir de un proceso de diagnóstico meticuloso, para comprender el problema fundamental que conduzca a la solución.

Jóvenes y activos pacientes, con frecuencia sienten que el dolor de hombro proviene del abuso de actividad. Este podría ser el motivo, pero es importante comprender el porqué. Rutinas actuales de ejercicio usualmente enfatizan en fortalecer los músculos deltoides, pero el músculo rotatorio es ampliamente ignorado. Esto conlleva al síndrome de inestabilidad que puede causar dolor y peor aún, una deficiencia mecánica de la articulación del hombro. Si el dolor es un problema crónico, sin historia de algún evento traumático, el paciente usualmente responderá a terapia de fortalecimiento. Dicha terapia requerirá gran diligencia de parte del paciente y del terapista.

Una lesión aguda, como caída o un impacto sobre un brazo levantado, puede llevar a otro tipo de lesión que podría requerir tratamiento. Cuando una lesión aguda conduce a un dolor persistente, con frecuencia ordenamos una resonancia magnética, que es una herramienta de diagnóstico que examina a profundidad el tejido blando del hombro. Los rayos-X examinan solo la estructura ósea y usualmente los resultados muestran una imagen normal en personas con síntomas de dolor de hombro. La resonancia magnética con frecuencia indica la severidad de la lesión del tejido blando y puede dictaminar si un tratamiento conservador continuo (antinflamatorios, inyecciones de cortisona y terapia) es requerido, o si una intervención quirúrgica se amerita. Un cartílago desgarrado o una ruptura de tendón usualmente no mejoraran por su cuenta, por lo tanto otra sería la solución.

En la era de la medicina actual, podemos resolver muchos de estos problemas por medio de la cirugía artroscópica. Este procedimiento permite visualizar la articulación por medio de una pequeña cámara, insertada a través de diminutas perforaciones sobre la piel de la articulación. Dicho método minimiza la cicatrización, mejora la visualización del problema para el cirujano y la recuperación es más rápida.

Pacientes mayores con frecuencia atribuyen su dolor de hombro a la “artritis”. De hecho, la artritis de la articulación del hombro es bien inusual. La artritis es la pérdida de cartílago en una articulación que conduce al roce de hueso contra hueso. La osteoartritis se ve más comúnmente en la rodilla, cadera y aun en la base del pulgar, pero es muy poco frecuente encontrarla en el hombro.

Foto: yodiyim © Fotolia

La causa más común de dolor de hombro en personas mayores, es conocida como síndrome de pinzamiento (Impingement Syndrome). La bursitis es con frecuencia un elemento de este síndrome. Bursitis, un término usado con frecuencia, es mucho más preciso al describir este problema que  la palabra “artritis”. Con la edad, el flujo sanguíneo hacia el músculo rotatorio disminuye y pequeños micro desgarres en el tendón conducen a tendonitis o bursitis, los cuales pueden ocasionar una desgarradura aún mayor.

El síndrome de pinzamiento (Inpingement Syndrome), es una condición que puede responder a un tratamiento conservador de inyecciones de cortisona para disminuir la bursitis, o terapia para fortalecer el músculo rotatorio intacto.

Un desgarre completo en el músculo rotatorio implica que el tendón desgarrado se ha separado del hueso. En este caso al paciente le será físicamente imposible levantar el brazo o experimentará un dolor severo cuando lo intente. El síndrome de pinzamiento o inpingement se caracteriza por sentir dolor cuando el brazo se eleva, dolor que se empeora en la noche e inhabilita recostarse sobre el hombro afectado.

Una vez que el dolor se vuelve crónico y que no responde a terapia o a otros tratamientos conservadores, la cirugía es lo indicado. Esta cirugía puede realizarse a través de artroscopia por pequeñas incisiones o portales. La decisión de una cirugía artroscópica dependerá de la severidad de la lesión y de la preferencia del cirujano. La mayor parte de los pacientes que necesitan intervención quirúrgica, requieren alrededor de un mes de inmovilización con un cabestrillo y varios meses de terapia post operativa dirigida por el cirujano. El hombro es una articulación demandante y requiere la paciencia tanto de parte del afectado como del cirujano a cargo. La recuperación normalmente no es rápida, pero adherirse diligentemente al protocolo de terapia, en la mayoría de los casos, conducirá a la obtención de buenos resultados y a un hombro funcional con mínimo o ningún dolor.

La clave para tratar un hombro adolorido es buscar el especialista idóneo y someterse a un examen físico de la parte afectada ordenado por el cirujano. La terapia con frecuencia juega un rol primordial en la recuperación de esta articulación en particular. Las técnicas artroscópicas permiten una recuperación más rápida y con mínimo dolor si lo indicado es una cirugía.

En el Badia Hand to Shoulder Center, una instalación plenamente integrada que cuenta con la última tecnología para el tratamiento de la extremidad superior incluyendo la mano, muñeca, codo y hombro, convenientemente ubicado cerca del aeropuerto internacional de Miami, en los Estados Unidos, se tratan diversos problemas de hombro como por ejemplo, desgarros del manguito rotador, desgarros del labrum, síndrome de pinzamiento, capsulitis adhesiva. Todas estas condiciones son manejadas vía cirugía artroscópica,  un procedimiento mínimamente invasivo y ayuda al paciente a recuperarse mucho mas rápido que la cirugía tradicional. Sin embargo, es importante resaltar que para la artritis del hombro primaria, los pacientes tienen que ser sometidos a algún tipo de reemplazo del hombro, dependiendo de la severidad y las características de la artritis. La mayoría son candidatos para reemplazos con repavimentación parcial, sin embargo, en casos más avanzados, puede que un reemplazo total del hombro sea necesario. Para los pacientes con artropatía del manguito rotador, se realiza un remplazo de hombro reverso.

Para más información, visite: www.drbadia.com.


x