Promocione sus productos o servicios con nosotros
Foto Bloguero

Contexto tecnomédico

07 oct 2016

¿A qué se enfrenta hoy la radiología?

En el panorama actual, de la radiología se esperan importantes aportes a la bioinformática, la medicina molecular, la genómica, la medicina de precisión y las guías de procedimiento, innovaciones valiosas pero costosas. Esta realidad lleva a los radiólogos a pensar en cómo sus avances pueden contribuir a reducir los costos sanitarios con selecciones diagnósticas y terapéuticas más precisas que optimicen la productividad. Sin embargo, la radiología no puede desarrollar todo su potencial para influir en los servicios de salud futuros a menos que los directivos hospitalarios expliquen con honestidad sus posiciones frente a la utilización eficiente de los servicios de imágenes, la medicina basada en la evidencia o la administración apropiada de las imágenes médicas. Porque todo esto se traduce en economía de costos, realidad presente en todas las especialidades que son de primera necesidad para la atención de los pacientes.

Un segundo desafío son los problemas éticos que provocan dilemas para los pacientes y la sociedad. Uno de ellos es la imagen pre-natal, que ha traído valiosos beneficios para los pacientes y sus familias pero a veces genera decisiones clínicas muy difíciles en casos como el aborto. Otro es la neuroimagen, que cambia la comprensión de la conciencia y revela sustratos biológicos no detectados con anterioridad, subyacentes en trastornos neurológicos y psiquiátricos. Entre otras aplicaciones potenciales, la neuroimagen por ejemplo puede alterar estándares probatorios de la justicia, influenciar en la metodología de marketing y mostrar biomarcadores correspondientes a la personalidad, la inteligencia, los prejuicios y la criminalidad, según lo afirma el radiólogo Stephen Brown, del Boston Children’s Hospital, de Estados Unidos.

radiologia

Tanto las imágenes pre-natales como las neurológicas hoy en día son de un uso común y sobre ellas aún las sociedades científicas parece que no han debatido con responsabilidad sus consecuencias éticas. Por esto, los radiólogos deberían apoyar más a los pacientes y gobiernos en una mejor comprensión de las innovaciones radiológicas, determinando de manera prospectiva cuáles tecnologías deben desarrollarse y cómo aplicarse.

Si se compara el beneficio frente al riesgo radiológico de la innovación, las tecnologías radiológicas a menudo sorprenden a los médicos con inconvenientes posteriores imprevistos. Por ejemplo, el conocimiento de diversos problemas graves de seguridad asociados con la resonancia magnética y la tomografía computarizada surgió tarde en relación con su penetración en el mercado. Sin embargo, la especialidad ha respondido de forma reactiva para mitigar las preocupaciones relacionadas con las dosis de radiación, los imanes de alto campo, el contraste intravenoso, los resultados incidentales y los requisitos para la sedación y la anestesia, pero las alertas siguen a diario comprometiendo la vida de los pacientes.

Por otro lado, es una realidad que los intereses corporativos seguirán siendo importantes impulsores de la innovación en imágenes médicas, lo cual los radiólogos deben saber aprovechar. Tal es el caso de la reciente renovación de la sede corporativa de GE en Estados Unidos, convirtiéndose en un centro de innovación para la biotecnología y la imagen biomédica, o el creciente interés de IBM en las aplicaciones médicas con una considerable relevancia a la radiología. Lo mejor es que esto también llama la atención de los intereses financieros de los institutos de investigación, que buscan cada vez más obtener beneficios económicos de la innovación.


Palabras relacionadas:
Radiología, tecnología médica, imágenes diagnósticas, desafíos de la radiología
x